viernes, 30 de enero de 2015

... Dormir plácidamente

 
<<...Este es uno de mis grandes logros.  Soy capaz de seleccionar mis recuerdos y también de olvidar las obsesiones que me impedían dormir plácidamente.  Percibo una armonía entre la incertidumbre y la esperanza.  Todo se va matizando, he aprendido a vivir mis contradicciones con la mayor naturalidad y sé que no hay razón para tener miedo.  Ya no quiero combatir las huellas que va dejando en mi cuerpo el paso de los años.  Nos empeñamos en prolongar la vida hasta el límite de lo imposible, pero el tiempo es solo una actitud.  Ya no me angustia pensar cuántos años me quedan en este lugar. Mi deseo es dormir siempre en mi mullida y cálida almohada, porque he logrado, por fin, llenarla de buenos recuerdos.>>
 
------------------------
"Llegó el tiempo de las cerezas"
Nativel Preciado.