domingo, 8 de febrero de 2015

... Una almohada rellena de buenos recuerdos

 
<<...  Luego descubrí que las historias que algunos cuentan de su infancia rara vez se pueden creer.  Alguna gente aporta demasiadas victorias o placees pasados para consolarse, y otros se abrazan a penas, reales o imaginadas, como excusa para aquello en que se han convertido>>.
----------------------
 
LILLIAN HELMAN, Pentimento