sábado, 22 de agosto de 2015

... Ciertas cicatrices


<<...  Incluso aquella misma tarde hubo sin duda momentos en que Daisy no alcanzó el nivel de sus sueños; no por culpa suya, sino por la colosal vitalidad de su ilusión, que sobrepasaba a Daisy, que lo sobrepasaba todo. Gatsby se había entregado a ella con entusiasmo creador, acrecentándola sin descanso, adornándola con cualquier pluma de brillantes colores que se ponía a su alcance.  No existe fuego ni lozanía capaz de competir con lo que un hombre atesora en el fantasmagórico mundo de su corazón...>>
-------------------------------

Fragmento extraído de -El gran Gatsby-  Autor, Francis Scott Fitzgerald