miércoles, 15 de junio de 2016

... Han pasado cinco años


Luce el sol en esta fría mañana de junio. El viento se entretiene, hincha las lonas, hace temblar las tiendas de campaña y voltea la cartelería de mensajes. Los cuellos y los puños de las rebecas se estiran al máximo ¡qué frío!
La Unidad Móvil de Donantes de Sangre permanece en su sitio como ya es habitual. Los turistas graban entre las "callecitas" de las tiendas de campaña, entre números de policía pasiva, personal de limpieza, los hombres cartel del "COMPRO ORO" asiduos de la zona, periodistas y demás viandantes. Un mimo reserva su sitio cubriendo con una tela su silla de hato y aperos. El viento desprende una octavilla de cartulina roja (hay cientos pegadas en un muro metálico de obra) alguien ha escrito en ella "Dictadura del mercado"
Junto al mosaico del Km. 0, una chica con el pelo desarreglado, cara de sueño, ojeras profundas y mirada apagada, está de pie, inmóvil.

¡CAMPAMENTO NO! ¡MOVIMIENTO SÍ! (se oye de fondo)

-Tienes carita de sueño -me atrevo a decirle.

Se vuelve a oír:
CAMPAMENTO NO, MOVIMIENTO SÍ

La chica del corazón dormido rompe a hablar, aún no se ha movido del Km. 0, A la vez que pasea la mirada por todos los integrantes de la plaza, me dice que lleva aquí desde el 15 de mayo, y que va a seguir. Mira con semblante nostálgico.(Sigue hablando como para ella sola).Quiere que el entusiasmo no se rompa, que no puede ser que todo esto vaya a quedar en nada. Lo ha soñado esta noche, dice que lo tuvo como una pesadilla. Ahora está despierta, mira y escucha la plaza y esboza una sonrisa diciendo;
-Sí, lo de esta noche fue una pesadilla que apenas me dejó dormir.

Junto a la cúpula de cristal, hay gente agrupada en torno a un megáfono, entre aplausos y gargantas afónicas, una voz grita. ¡Los chiflados de Sol! Ninguno desvía la atención de la asamblea  aunque sus
cuerpos expulsan un respingo.
El viento vuelve a traerme otra octavilla roja. "Las revoluciones se producen en los callejones sin salida" (B. Brecht). En el suelo, tumbado boca abajo sobre un cartón, un chico escribe ávidamente a boli rellenando folios enteros, ¿qué escribirá? Me he quedado con ganas de preguntarle, pero el respeto a romper el flujo literario que desprendía me contuvo.

Es miercoles, 1 de junio de 2011. En el reloj de la torre suenan las campanadas de las 10:00. La mañana huele a entusiasmo, a sueño, a incertidumbre...
............................

Fragmento de "Charlas con mi espejo"
Autora, la misma

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar un comentario