lunes, 24 de octubre de 2016

... A veces sueño que quemo tus cuadernos de notas



<<... Sé, que necesitas tu espacio, un hueco libre en tu mente donde formar ese mundo de palabras que dan de vivir, que dan vida a los que no la tienen. Creo que tú ya has elegido entre vivir y escribir, y que para ti no es posible alternar, escribir vivir, amar escribir. Tú no eres nada más que tu devoción. Escribir. Todavía recuerdo cuando tú y yo hablábamos de cosas nimias, y de temas delicados, no existía el pudor entre nosotros para mostrar nuestra alma al aire. 

Hablar de cualquier tema donde no faltaban las miradas, las sonrisas, la risa... Apenas si hablábamos de dinero. Ese dinero sinónimo de primera necesidad. La economía canalla como tú la llamas. Tú yo somos personas ricas que no tienen dinero. Nuestro amor al dinero ha pasado a ocupar el lugar de cualquier otro sentimiento.

A veces sueño que quemo tus cuadernos de notas y todas tus palabras desaparecen entre nubes de humo.Y que, cuando se despeja la humareda apareces tú, me vuelvo a encontrar con tu yo auténtico, ese que no ha dejado de tener poder emocional sobre mí...>>
.................................

...........
Fragmento de Charlas con mi espejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar un comentario