miércoles, 7 de diciembre de 2016

... Donde no me hagan daño las luces de colores


Quiero una Navidad donde no me duela escuchar una rumba. Donde no me hagan daño las luces de colores, como en aquellas Navidades de antaño. Con la casa repleta de mi gente, con menos artificio, sin tanto banquete. Riendo, saltando, bailando, cantando. Donde no falte nadie como en aquellas Navidades de antaño.

Donde una pantalla no presida la mesa, conectada a la otra cara del mundo, desde donde te veo y te escucho sin estar conmigo.
.....................................
Soñar, soñar las rumbas de  la Navidad como en aquellas Navidades de antaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar un comentario