lunes, 22 de mayo de 2017

Armonía del movimiento


Miles de personas están buscando la manera de gozar de buena salud y estar en forma. No quieren matricularse en un gimnasio ni pasarse horas haciendo jogging o levantando pesas. No quieren terminar doloridas, sudando y jadeando. 

El Tai Chi ha ido evolucionando a través de los tiempos como un método muy depurado de ejercicio y desarrollo personal. Es absorbente, pero no agotador ni estresante. Se trata de una serie de movimientos lentos y continuos, pensados para relajar y fortalecer el organismo. Uno de sus mayores atractivos consiste en que toda su gama de movimientos se puede practicar a cualquier edad.

El propósito de las cuidadosamente estructuradas secuencias de movimientos es fortalecer la energía interna del cuerpo, la flexibilidad y la resistencia. La cualidad única de este antiguo arte se está utilizando cada vez más por sus saludables propiedades. Una ve aprendido, es un tesoro que durará toda la vida.

Empezar.
Uno de los aspectos atractivos del Tai Chi es que no necesitas nada especial para poder practicarlo. No hace falta ningún equipo o ropa en especia, no tienes que ir a ningún sitio en particular, no necesitas aprender chino o creer en ninguna religión en especial; no tienes que organizar tu vida ni ajustarla a un nuevo y rígido programa de ejercicios.

Es mejor intentar hacer un poco de Tai Chi cada día. Esto te ayudará a refrescar la memoria y obtener los mejores resultados, en particular si te interesa el Tai Chi para aliviar las tensiones. Generalmente
es mejor practicar el Tai Chi al levantarse por la mañana. Si no te es posible, busca tiempo cuando puedas. Puedes vestir como quieras, pero las ropas holgadas y cómodas son las más adecuadas. Puedes llevar zapatos flexibles y planos o bien calcetines. El Tai Chi se practica tradicionalmente al aire libre. Si lo haces en un lugar cerrado intenta que la habitación esté ventilada. No necesitas mucho espacio para practicar el Tai Chi. Puedes hacer casi todos los ejercicios de este libro en un área lo suficientemente grande que te permita mover los brazos con libertad.

Descargar el estrés
El Tai Chi es un antídoto comprobado del estrés. La reacción del estrés en el cuerpo humano ocasiona la respuesta de "lucha o huída". Esta es la reacción que experimenta tu sistema nerviosos ante acontecimientos que hacen que te sientas bajo presión. Tus funciones corporales pasan por una especie de "en pie de guerra" aumenta la presión sanguínea; hay una disminución de la sangre en el estómago, intestinos, piel y extremidades; el corazón se acelera; el ritmo de la respiración aumenta; y el cerebro se prepara para el conflicto.

Muchas de las presiones de la vida cotidiana comportan que todo nuestro sistema biológico esté en un estado de constante alerta, incluso cuando dormimos. Podemos observar sus efectos por todo nuestro ser: hipertensión, jaquecas, asma, todo tipo de dolores y trastornos, algunas molestias menstruales, depresión y ataques cardíacos.
..........................................
Maestro Lam Kam Chuen

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar un comentario