sábado, 26 de septiembre de 2015

La abordó un chico gordito de pelo escarolado...


<

<...  Una noche Aritz le pidió por favor a su amiga Mónica que le acompañara por los bares de Chueca, antros que él desconocía pero que imaginaba, pues había leído en una revista alguna insinuación a propósito del público que los frecuentaba (recuerda que entonces no había Internet, ni contestadores, ni móviles, y que la palabra "gay" no se usaba, mucho menos todavía el concepto "orgullo gay"), de forma que acabaron en un bar de ambiente en el que Mónica era la única mujer. Ella no había cumplido aún los diecisiete y ni siquiera tenía edad para beber.  Aritz se puso a hablar con un hombre muy guapo y Mónica se parapetó contra la barra, sola, asustada, e incómoda, cuando la abordó un chico gordito de nariz en forma de patata y pelo escarolado.  Mónica dedujo que estaba tan solo como ella porque, al no ser particularmente agraciado, nadie le hacía mayor caso. Se enzarzaron en una conversación sobre cine y música y, finalmente, él le propuso acompañarla a casa. Ella no tenía edad para beber, pero sí la suficiente como para haber captado que la oferta no implicaba insinuación sexual en modo alguno.  Ya en el portal, él le dijo que había escrito el guión de un largo y que necesitaba una chica joven para hacer el papel de una tal Bom, y le dio su número de teléfono garrapateado en un papel que Mónica tiró al llegar a casa.  Tiempo después Mónica supo que el papel de Bom fue a parar a Alaska y que el chico era Pedro Almodóvar...>>
------------------------

Fragmento del libro COSMOFOBIA
Autora: Lucía Etxebarría

sábado, 19 de septiembre de 2015

... Ratones azules



"Si te enamoras de un cuerpo tiene solución, si te enamoras del intelecto estás perdido"
Muchos hasta podrían sentirse intimidados ante tal tipo de conexión producida por la forma de ser, pensar y actuar de la persona.  Y es que hay que admitirlo, es difícil liberarnos cuando alguien se nos mete en la cabeza y de cuyas palabras no podemos desprendernos,  Por lo que te puedo decir, que si te hace reír será tuya, pero ¿si te hace pensar? NO LA OLVIDARÁS.
Lo que atrae de una personalidad así es que te hace pensar, que te cuestiona, te reta, te ofrece una conversación inteligente, a la altura, con humor, sus opiniones no son muy comunes como las de la mayoría.  Es poder hablar casi de todo, es estar dispuesto a aprender, pero también a enseñar.  Atrae porque sabe mirar más allá de lo físico, de lo que hay,, pero también sabe mirar muy bien a los ojos. Es un poco extraña, te hace reír, te hace enamorarte. Es esa que si tu mirada se pierde en el infinito ella puede leer tus pensamientos o simplemente darse cuenta si te pregunta qué tienes, que el "nada" significa "todo".  Una mente así siempre te motivará a superarte y ser mejor cada día.  Lo nuevo, lo diferente, eso que no es fácil de encontrar.  Es de lo que se trata ese encarcelamiento mental; día y noche dándole vueltas al mismo nombre, a esa mirada segura y esas palabras que nos supieron captar. ¿Cómo huir cuando es uno mismo el que se termina por secuestrar?  Al corazón se le atribuyen los sentimientos, pero la mente sí que sabe cómo enamorar.
Y es que poseer la mente de alguien no es como poseer el cuerpo.  Es mucho más. Es hacer el amor sin límites.  Es permanecer en la misma locura como el mejor lugar del mundo. La atracción mental es fatal porque quiebra la voluntad de la persona que ha sido capturada.  Y la persona conquistada no siente resistencia, hasta que logre romper esa especie de hechizo mental.  El principio del verdadero placer existe más allá de lo que se exprese o piense.
Si te enamoras de una mente lo identificarás desde el momento que la ves: básicamente porque te sientes muy a gusto. 
Si te enamoras de una mente no sabrás a dónde ir, porque ella tiene el poder de volver loco a cualquiera.  Es que es tan difícil conseguir a una persona así que de verdad sobresalga de los demás. Que la hace todavía más interesante.  La belleza no está ligada a la inteligencia, es algo que nunca dejaré de decir, y si de verdad quieres enamorarte, asegúrate de que haya atracción mental, porque de esa, de esa es casi imposible huir.
"Sentir atracción física es para todos, sentir atracción mental, no para cualquiera"
Estoy perdido, maldita sea.
-----------------------
Anónimo

sábado, 12 de septiembre de 2015

... Empatías



<<...  Descubrí el significado de la palabra compartir: ofrecer mientras se está recibiendo sin mediar petición: escuchar a quien confía en ti sus inquietudes, depositar las propias en quien presta sus oídos porque sí; sentir agitadas las neuronas propias por la excitación que uno mismo provoca en las del otro; aprovechar lo aprendido para enseñar a los demás, y de este, mientras tanto, seguir acumulando conocimiento, persiguiendo todos el crecimiento conjunto...>>

<<...  Una receta, para quien la desee probar: si se toma un poquito de sexo y una pizca de amor, a partes iguales; si con mucha paciencia se bate la mezcla para que se monte bien, para que vaya creciendo y no se corte, para que quede bien diluida, suave, cremosa y sin grumos; si con seso se añade el punto de sal para que no peque de sosa y un pellizco de pimentón que le de más sabor; si se decora  con gusto el conjunto; si se sirve con exquisita presentación se acompaña de la melodía perfecta para la ocasión; si se saborea despacio, si se degusta, si no se descuida la atención y la conversación; si...  Si se pone sobre la mesa este manjar...  ¿Alguien cree que pueda haber otro igual?...  >>
------------------------------------------------
Fragmentos "Sexo con Seso"  
Autor: Daniel Calvo.

sábado, 5 de septiembre de 2015

..."Adecuada gestión del olvido"



<<...  Hay quien dice que no hacemos sino recordar lugares en los que no hemos estado, acciones que no hemos protagonizado e historias de amor que no hemos vivido porque nuestra interpretación posterior siempre altera el hecho original.  Quizá la memoria no sea sino una adecuada gestión del olvido. En cualquier caso, la memoria y sus trampas son tema para cualquier cuento, puesto que todas las historias se nutren de lo que creemos recordar más que de los hechos en sí...>>
----------------
Fragmento extraído del libro COSMOFOBIA
Autora: Lucía Etxebarría