viernes, 30 de diciembre de 2016

... Doce frases del genio Stephen Hawkings



1. "Inteligencia es la habilidad de adaptarse a los cambios".

2. "Dios no solo juega a los dados con el universo: a veces los arroja donde no podemos verlos".

3. "La gente no tendrá tiempo para ti si siempre estás cabreado y quejándote".

4. "Uno no puede discutir con un teorema matemático".

5. "La raza humana necesita un desafío intelectual. Debe ser aburrido ser Dios y no tener nada que   descubrir".

6."Las personas tranquilas y silenciosas, son las que tienen las mentes más fuertes y ruidosas".

7. "Al memorizar algo aumentamos el desorden del universo"

8. "Si los extraterrestres nos visitaran, ocurriría lo mismo que cuando Cristóbal Colón desembarcó en América y nada salió bien para los nativos americanos".

9. "Mujeres, ellas sí son un completo misterio".

10. "Me he dado cuenta que incluso las personas que dicen que todo está predestinado y que no     podemos hacer nada para cambiar nuestro destino, igual miran antes de cruzar la calle".

11. "No tengo miedo a la muerte, pero yo no tengo prisa en morir. Tengo tantas cosas que quiero hacer antes".

12. "Las personas que se jactan de su cociente intelectual son unos perdedores".



miércoles, 21 de diciembre de 2016

... Todas las flechas de su carcaj me han alcanzado


<<... Entre mi nieto y yo el vínculo se ha roto, mi hijo, el padre de mi nieto está muerto. Mi nuera se casará con otro hombre. Mi nieto tendrá un nuevo padre, cuyo padre no soy yo. La casa de mi hijo no es mi casa. En lo que se refiere a mi hija, hasta el médico me ha dicho que la medicina no puede curar su enfermedad. Mi otro hijo probablemente esté muerto. Y el más pequeño aun cuando le fuera mejor, estaba enfermo. En mitad de Rusia, en medio de los peligros de una guerra, sin duda alguna habrá perecido. ¡No, amigos míos! Estoy solo y quiero estar solo. Todos estos años he amado a Dios y Él me ha odiado. Todos estos años le he temido. Ahora ya no puede hacerme nada. Todas las flechas de su carcaj me han alcanzado. Ya solo puede matarme. Pero para eso es demasiado cruel. Yo viviré. Viviré. Viviré.

-Pero su poder no es solo de este mundo. ¡Ay de ti, Mendel, cuando estés muerto!
Entonces Mendel rió con todo el pecho y dijo;
-No tengo miedo al infierno. Mi piel ya está quemada. Mis miembros ya están paralizados. Y los malos espíritus son mis amigos. Todas las penas del infierno las he sufrido ya. Más indulgente que Dios es el demonio. Como no es tan poderoso, no puede ser tan cruel. ¡No tengo ningún miedo, amigos míos! ...>>

.......................................
Fragmento del libro Job, de Joseph Roth
 (Historia de un hombre sencillo)

... El muñeco de nieve se acercó a la hoguera


lunes, 19 de diciembre de 2016

... Job



<<... Y ante los pálidos reflejos de la Casa Blanca se quedaba pegado como una pobre mancha gris. Mendel ya era demasiado viejo para contemplar esto y aquello con los ojos abiertos Creía lo que le decían sus hijos de que América era la tierra de Dios, Nueva York la ciudad de los milagros y el inglés la lengua más hermosa. Los americanos eran gente sana. Las americanas, bonitas. El deporte, importante. El tiempo, valioso. La pobreza, un vicio. La riqueza, un mérito. La virtud, la mitad del éxito. La fe en en uno mismo, un éxito completo. El baile, higiénico. Patinar sobre ruedas, una obligación. La beneficencia, una inversión de capital. El anarquismo, un delito. Los huelguistas, enemigos de la humanidad. Los agitadores, aliados del demonio. Las máquinas modernas, una bendición del cielo. Edison, el genio más grande. Pronto los hombres volarán como pájaros, nadarán como peces, verán el futuro como los profetas, vivirán en una paz eterna, y en perfecta armonía construirán rascacielos que llegarán hasta las estrellas. El mundo será muy hermoso...>>
...............................

Fragmento del libro de Joseph Roth 
Job - Historia de un hombre sencillo

sábado, 10 de diciembre de 2016

SCROOGE. Cuento de Navidad



      Una vieja película que, tristemente, no ha quedado anticuada 

  

miércoles, 7 de diciembre de 2016

... Donde no me hagan daño las luces de colores


Quiero una Navidad donde no me duela escuchar una rumba. Donde no me hagan daño las luces de colores, como en aquellas Navidades de antaño. Con la casa repleta de mi gente, con menos artificio, sin tanto banquete. Riendo, saltando, bailando, cantando. Donde no falte nadie como en aquellas Navidades de antaño.

Donde una pantalla no presida la mesa, conectada a la otra cara del mundo, desde donde te veo y te escucho sin estar conmigo.
.....................................
Soñar, soñar las rumbas de  la Navidad como en aquellas Navidades de antaño.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

... Sensaciones


... Cómo duele otoño

Cuando no estás.

... Cuando baja la niebla.

... Cuando brilla el sol,

... Cuando llueve,

... Cuando nieva,

... Cuando eleva la luna,

... Cuando amanece,

... Cuando el verde dora,

... Cuando alfombra el suelo,`

... Cuando adormece el sol,

... Cuando vuela el viento,

... Cuando aviva el fuego,

Cuando no estás,

... Cómo duele otoño.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Riqueza Intelectual / Pobreza Intelectual



La lucha por la desigualdad (s. XVIII)

Los ricos hacían escuelas pero no permitían la asistencia a los pobres.
Construyen escuelas para ricos (tiempos de Dickens)

Apartan a los pobres de la Humanidad (siervos y señores) Robar, por hambre, un pequeño hurto llevaba a la cárcel. Los salarios eran tan bajos que comprar un pan suponía un imposible.

Los señoritos terratenientes no vendían el terreno heredado de abuelos y bisabuelos a espada y ambición. 

Las gentes de buena conciencia nunca hubieran guerreado o matado por ser más ricos, luego, se quedaron pobres y pobres de economía y cultura. Y, el poder de los ricos los excluyó.

¿Hoy como ayer?
.............................................
Notas, Gonzalo Pontón.

'La lucha por la desigualdad' es un trabajo de primer orden histórico; un análisis crítico y en profundidad que quiere descubrir al lector cómo las desigualdades que hoy nos toca vivir proceden de la esencia misma del sistema económico que se forjó en el siglo XVIII. Ese período, lejos de ser una etapa revolucionaria y de ilustración de las sociedades humanas, se convirtió en el primer paso para crear un modelo de sociedad que condenó definitivamente a las clases populares a la explotación, la incultura y la desigualdad. Una visión que repasa y compara la realidad en el campo, las ciudades, la educación, el pensamiento político y económico y la cultura en los distintos países de Europa y América.

jueves, 3 de noviembre de 2016

¿Qué es Chi kung - Qi Gong?



En la China antigua el término "Chi" se refería al aliento, la respiración y la energía vital que invade todo en la naturaleza. Muchas otras culturas lo definieron como el alma, aquello que no se ve, pero de cuya fuerza depende la salud y la felicidad del ser humano.

Desde tiempo inmemorial, los monjes guerreros chinos practicaron un tipo de gimnasia energética que se transmitía de modo secreto desde el maestro hasta el alumno aventajado. Hoy en día, el Chi kung engloba muchas de esas enseñanzas completadas y perfeccionadas.

Las secuencias de movimientos dinámicos y las posturas estáticas nos ayudarán a mantener la fuerza flexibilidad y equilibrio físico y mental independientemente de nuestra edad y capacidad física previa, en un método que es un excedente entrenamiento para enfrentarnos a un mundo occidental desde un sentimiento oriental.

Entendemos por Chi kung un tipo de gimnasia energética para mejorar la salud y alargar la longevidad del ser humano.
........................................................

Resultados y beneficios de una práctica regular

- Ayuda a mejorar y comprender el acto de la respiración.

- Aporta coordinación y concentración entre el cuerpo y la mente.

- Da elasticidad, forma y fuerza a todo el cuerpo

- Beneficia la higiene postural, la corrección y la propiocepción.

- Estiliza la figura y da mayor potencia física.

- Fortalece y mejora la espalda y ayuda a conseguir una mejor alineación     del eje.

- Puede utilizarse como prevención y rehabilitación de lesiones.

- Es un buen sistema para relajar y controlar el estrés.

- Regula la función de los órganos.

- Aporta equilibrio psicosomático y sensación de bienestar general.

- Mejora la vitalidad y el estado anímico.

- Recarga de energía

- Es útil en la prevención de enfermedades.

- Reduce el tiempo de convalecencia y favorece la recuperación posterior.

- Mejora numerosos estados patológicos.

- Conserva o recupera la elasticidad natural.

- Mejora la memoria.

- Incrementa la vitalidad y el buen humor.

- Mejora la calidad del sueño.

- Aumenta el rendimiento físico y mental.
...........................................................................

miércoles, 2 de noviembre de 2016

... "Si Dios puede poner a prueba a los hombres, ¿por qué los hombres no pueden poner a prueba a Dios?"


(...) Que los problemas de la menopausia era un cínico recordatorio (o una vejación) que los dioses hacían de la especie humana por haber alargado, quieras que no, su vida en exceso. Apenas cien años atrás, la esperanza de vida no llegaba a los cincuenta años y eran contadas las mujeres que sobrevivían veinte o treinta años a la pérdida de la menstruación. Las molestias que entraña vivir en un cuerpo cuyos ovarios y tiroides han dejado de segregar la cantidad normal de hormonas, y la posible conexión entre disminución del nivel de estrógenos tras el climaterio y la enfermedad de Alzheimer no son cuestiones de importancia capital.

Para la mayoría de las personas asegurarse el sustento diario es una necesidad mucho más perentoria. Claro que, contemplado desde este punto de vista, ¿resulta que el progreso de la medicina lo único que ha logrado, en definitiva, es evidenciar, diversificar y complicar los problemas de la especie humana? (...)
.......................................................
Fragmento del libro "Después del terremoto"
  (Haruki Murakami)

(...) Si Dios puede poner a prueba a los hombres, ¿por qué los hombres no pueden poner a prueba a Dios? (...)

lunes, 24 de octubre de 2016

... A veces sueño que quemo tus cuadernos de notas



<<... Sé, que necesitas tu espacio, un hueco libre en tu mente donde formar ese mundo de palabras que dan de vivir, que dan vida a los que no la tienen. Creo que tú ya has elegido entre vivir y escribir, y que para ti no es posible alternar, escribir vivir, amar escribir. Tú no eres nada más que tu devoción. Escribir. Todavía recuerdo cuando tú y yo hablábamos de cosas nimias, y de temas delicados, no existía el pudor entre nosotros para mostrar nuestra alma al aire. 

Hablar de cualquier tema donde no faltaban las miradas, las sonrisas, la risa... Apenas si hablábamos de dinero. Ese dinero sinónimo de primera necesidad. La economía canalla como tú la llamas. Tú yo somos personas ricas que no tienen dinero. Nuestro amor al dinero ha pasado a ocupar el lugar de cualquier otro sentimiento.

A veces sueño que quemo tus cuadernos de notas y todas tus palabras desaparecen entre nubes de humo.Y que, cuando se despeja la humareda apareces tú, me vuelvo a encontrar con tu yo auténtico, ese que no ha dejado de tener poder emocional sobre mí...>>
.................................

...........
Fragmento de Charlas con mi espejo

jueves, 20 de octubre de 2016

... Regresar-te

Resultado de imagen de ausencia

"El vacío espectáculo se sostiene apenas entre ruinas y pasadizos... Por donde pasé de la vida a la muerte. La muerte, que está siendo para mí como una enfermedad que me hace invisible...
Cada día salgo temprano a mendigar por mi pueblo encantado, por si quisiera la aurora imbuirme en sus destelles, a ser parte de sus brillos, como antes, cuando estaba viva... Pero la aurora no está...
Se han borrado los tejados, las casas, las calles y las esquinas... Ya no existe la línea en el horizonte. Se han callado los trinos de los pájaros y el tintineo de las campanas. Se ha parado el rumor del riachuelo..., y silenciado el ladrido de Tucho buscando a su dueño desaparecido.

...Y salgo de mi tumba a esperarte, a esperar a mi pueblo encantado, he soñado que hoy vuelve, que aparece contigo..., que regresa a la vida"
........................................................

Fragmento de Charlas con mi espejo

lunes, 17 de octubre de 2016

9. Sobre la sencillez



La sencillez es una de las virtudes más complicadas de este viejo mundo. Cuando uno es sencillo (en su habla, en sus actos, incluso en su poesía) corre el incómodo riesgo de ser tomado por tonto, por babieca. Hay críticos, por ejemplo, que son propensos a elogiar solamente a aquellos poetas misteriosos, cuyas obras son comprendidas por muy pocos. Esos mismos críticos tampoco los entienden, claro, pero tienen cierta habilidad para cabalgar por fuera del misterio, haciendo de su ignorancia una forma inédita  de la discrección.

Si uno lee a Baldomero Fernández Moreno o a Antonio Machado, y capta la sabiduría de su sencillez, quisiera salir a abrazarlos, como si aún estuvieran ahí, con su pluma en ristre. Cómo enseñan, cómo abren sin prejuicios las puertas de su vida y nos regalan las llaves para que abramos la nuestra.

Todo mandando, ya sea el mandamás como el mandamenos, se afana (sobre todo cuando afana) en no ser sencillo. La dificultad es su muro de contención, su bastión, su blindaje. En la sencillez, los hombres y mujeres se amparan, se comprenden, se alivian. En la complejidad, en cambio, se ven con desconfianza y con rencores, Cómo no tener en cuenta que la muerte es la cumbre de la sencillez.

......................................................

Mario benedetti -Vivir adrede -

7. Fotografías

collage prueba

Las fotografías del antaño lejano y del antaño cercano nos miran y no se cansan de mirarnos, siempre con la misma pregunta: "¿Y qué pasó después?". A veces les respondemos pero la respuesta no les llega. Están aislados, inmóviles, sordos los pobres. Hay fotos que nos dejan amor, afectos, lealtades, simpatía, y no las podemos olvidar. Otras que nos dejan odios, enconos, fobias, desdenes; tampoco las podemos olvidar. A las primeras las encuadramos; a las segundas, las archivamos con otros desperdicios.

Hay poses de familia que son una síntesis de tiempo, pero también hay instantáneas que son apenas el pellizco de un pasado minúsculo.También nosotros, móviles y vivientes, vamos de a poco metiéndonos en fotos, y en ellas (por ahora) nos miramos a nosotros mismos. Pero los habitantes del 2008 o el 2009 mirarán nuestros rostros fotografiados y desde ellos les preguntaremos: "¿Qué pasó después?". Qué cosa, ¿no?
.................................................
Mario Benedetti - Vivir adrede


jueves, 13 de octubre de 2016

1. Todo es adrede


De todos los tiempos, los viejos y los nuevos, quedan las virutas de la vida. A pesar de las tropas invasoras, de las religiones que bendicen las guerras, de los profesionales de la tortura, de los imperios del asco, de los amos del petróleo, del fanatismo con los misiles. A pesar de todo, van quedando las virutas de la vida. A ellas nos abrazamos y encomendamos, con ellas nutrimos nuestra doble conciencia y alimentamos sueños y ensoñaciones.

Todo es adrede, bien lo sabemos. Desde el maleficio de las drogas hasta el desmantelamiento de la juventud. Todo está destinado a que no creamos en nosotros mismos y menos aún en el prójimo indefenso.

Nos obligan a vender por peniques el patrimonio virgen, y en el mercado de cambio compran sentimientos con promesas. Todo está destinado a que no creamos en nosotros mismos y menos aún en el prójimo indefenso.

Nos obligan a vender por peniques el patrimonio con promesas. Todo es adrede: los celos y el recelo, sospechas y codicias odios en desmesura, el rencor y la pugna. La consigna es someternos, mentirnos el futuro, reconocernos nada.

Todo es adrede y por eso construyen ideologías/basura donde intentan moler las virutas de  vida. De la vida. La nuestra. Ah, pero no podrán. También nosotros creamos nuestro adrede. Aposta lo gastamos. Y adrede ya sabemos cómo sobrevivir.

Mario Benedetti - Vivir adrede
.................................................

viernes, 7 de octubre de 2016

¿Qué haré cuando todos mis días sean domingo?


Trabajar en aquello que me gusta.

Utilizar el tiempo hasta desgastarlo.

Cuidar de mi cuerpo y de mi mente, en principio por mi bienestar y después por el de mis seres queridos, si me mantengo saludable cabe la posibilidad de que continúe activa siendo un ser independiente hasta el final de mis días. 

Pasar el tiempo procurando vivir como me hubiese gustado que fuera mi vida.

Intentar con todas mis fuerzas no caer en ese egoísmo que dicen que se acrecienta con los años, y aunque yo no crea en ello  no  por eso dejo de correr el riesgo de caer en él..., con la edad. No, no creo en eso que denominan egoísmo de persona-mayor. Ese egoísmo no puede ser otra cosa que el calendario que no para de recordarte que ya queda poco de andar por la vida. Y cuando el tiempo del reloj empuja uno debe sentir deseos de, "dejarme vivir primero yo que no me queda nada y a los demás le queda todo"

Traduzco egoísmo por ganas de vivir apurando los últimos años si los hubiera, aunque en estos momentos que lo escribo no deja de ser una utopía, porque creo, firmemente, que habrá que llegar ahí y habrá que verse en situación.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

... Ciclo infinito



Qué soy si no, acaso la materia que siempre fui.
Permanezco.
Vivo ahora.
Después no.
Existo pulverizada en partículas de mi yo, de mi ser remoto, de mi ser anterior...
En la tierra, en las aguas, en el aire, en polvo de cenizas..., tal vez, asentada en una mota blanca sobre una muñequita de Lladró.
Existo.
Mis restos permanecen por el transcurrir de los tiempos.
Amorfa, brizna, molécula, gas...
¿Dónde había de ir?
¿Dónde habría de estar?
¿Dónde, hasta que vuelvo, y vuelva, y vuelvo, y vuelva a regresar?
¿Quién soy?
De todos mis-ayeres nada recordaré.
Nada recuerdo.
¿O sí...?
........................................
........................................
Del libro "Charlas con mi espejo"

jueves, 22 de septiembre de 2016

...Cómputo diario de mi saldo de trabajo


<<... Solo me faltan seis meses y veintiocho días para estar en condiciones de jubilarme. Debe hacer por lo menos cinco años que llevo este cómputo diario de mi saldo de trabajo.

Verdaderamente, ¿preciso tanto el ocio? Yo me digo que no, que no es el ocio lo que preciso sino el derecho a trabajar en aquello que quiero ¿Por ejemplo? El jardín, quizá. Es bueno como descanso activo para los domingos, para contrarrestar la vida sedentaria y también como secreta defensa contra mi futura y garantizada artritis. Pero me temo que no podría aguantarlo diariamente. La guitarra, tal vez. Creo que me gustaría. Pero debe ser algo desolador empezar a estudiar solfeo a los cuarenta y nueve años. ¿Escribir? Quizá no lo hiciera mal, por lo menos la gente suele disfrutar con mis cartas. ¿Y eso qué? Imagino una notita bibliográfica sobre "los atendibles valores de este novel autor que roza la cincuentena"
..............................................

Que yo me sienta, todavía hoy, ingenuo e inmaduro (es decir, con solo los defectos de la juventud y casi ninguna de sus virtudes) no significa que tenga el derecho de exhibir esa ingenuidad y esa inmadurez.
..............................................

Cuántas palabras, solo para decir que no quiero parecer patético...>>
(La tregua. Mario Benedetti)
......................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................

La vida, las circunstancias, uno mismo, o quién sabe qué lo motivó, si no se ha tenido la oportunidad de trabajar en aquello que uno hubiera deseado, habrá que esperar a que llegue la jubilación, a que la vida alcance hasta ahí. mantener la salud, el ánimo, la economía indispensable y la lucidez mental mínimamente necesaria para seguir siendo un ser independiente y más.  En fin, todo eso que es más propio de cuando se es más joven.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

... A mis soledades voy




A mis soledades voy,
de mis soledades vengo, 
porque para andar conmigo
me bastan mis pensamientos.

No estoy bien ni mal conmigo,
mas dice mi entendimiento
que un hombre que todo es alma
está cautivo en su cuerpo.

De cuantas cosas me cansan
fácilmente me defiendo,
pero no puedo guardarme
de los peligros de un necio.

Él dirá que yo lo soy,
pero con falso argumento,
que humildad y necedad
no caben en un sujeto.

O sabe naturaleza
más que supo en este tiempo,
o tantos que nacen sabios
es porque lo dicen ellos.

...................

Sin ser pobres ni ser ricos
tienen chimenea y huerto;
no los despiertan cuidados,
ni pretensiones ni pleitos.
ni murmuraron del grande
ni ofendieron al pequeño;
nunca, como yo firmaron
parabién ni pascua dieron

Con esta envidia que digo
y lo que paso en silencio,
a mis soledades voy,
de mis soledades vengo.
..................................

Félix Lope de Vega y Carpio
Romance de El Solitario
y de La Dorotea, 1632
                                                                      (estrofas y versos)

viernes, 9 de septiembre de 2016

... El ciruelo silvestre de mi calle


 

Ya se ha muerto del todo el ciruelo silvestre de mi calle. Se ha muerto el árbol de las flores blancas, abundantes, apiñadas. Vivía aquí, rodeado de abetos, de sauces, de acacias, de plátanos, de pinos, olmos y cipreses coloreando de verde la avenida, tunelando aceras, paseos y  farolas de sombra fresca...

En esta primavera anticipada de febrero, floreció la mitad del árbol, mitad blanco como si estuviera nevado, la otra mitad del color pardusco y gris de palitroques y sarmientos, parecía un dibujo partido por un trazo, a la izquierda las flores a la derecha los palos. Una mitad gris otra mitad blanco como resistiéndose al adiós mientras una muerte prematura iba acechando.

A mediados del verano, en el banco de la esquina donde yace el ciruelo, aquí, en uno de esos bancos de madera que invitan al descanso, está sentado un hombre mayor, me mira y mira el árbol, y habla, habla como para sus adentros...

-Qué pena ¿verdad usted? Se ha muerto el ciruelo, el único en su especie de todo el contorno. Yo venía siempre aquí, a verlo, a sentarme un ratito con él, y sigo viniendo, como cuando se acude a la tumba de un ser querido ¿sabe?  Y, a fuerza de días y de pensar, digo que a este árbol lo ha matado el vacío, sí señor, el vacío que le han hecho los otros árboles, por ser el más hermoso de esta avenida boscosa. Era un ejemplar único. Los otros árboles, aunque frondosos, nos pasaban desapercibidos, pero el ciruelo no, al ciruelo lo miraba todo el mundo. Y en febrero, cuando florecía, todos se paraban delante de él y se quedaban quietos, como pasmados, admirándolo, que eso lo he visto yo, y gente que no era del barrio y venían a ver el ciruelo silvestre florido. Y le han hecho veinte mil fotos, que eso lo he visto yo, y a los otros árboles, nada, ni tampoco nadie se paraba a mirarlos. Sus hermanos los árboles le fueron haciendo el vacío, lo ignoraron, lo ningunearon..., eso ha matado al ciruelo, lo mismo que mata a las personas la soledad, y ya está dicho y sanseacabó. Que yo no es que entienda de árboles, pero son seres vivos, que gozan y sienten y padecen..., igual que las personas.
...........................
Esta mañana del  23 de diciembre del año 16 lo he visto, he visto el tronco serrado a ras de suelo y he sentido cómo un pinchazo me lastimaba. Adiós ciruelo, adiós.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

... ¡Sembremos!


"Hermoso es entender y saber que jamás ha de morir un pensamiento; que así como tú, que lo engendraste, lo has recogido y creado del pasado todo, así lo has de trasmitir a todo el futuro"

Cuando alguna vez, en los momentos de desaliento, nos entra la tentadora idea de la inutilidad de nuestros esfuerzos, ponémonos a pensar en que nada se pierde, en que así como en el mundo físico no hay pérdida de materia ni de fuerza, no la hay de pensamiento en el mundo moral. No se pierde un átomo de fuerza, ni el más imperceptible y ligero movimiento; se transforman. Tampoco se pierde la menor idea sembrada. Con un solo espíritu en que caiga, basta; está salvada.

¿Que la mayor parte de nuestros esfuerzos son perdidos? ¿Que importa? ¿Que con un esfuerzo como mil apenas lograremos un resultado como uno? Y ¿quién mide el esfuerzo y el resultado: ¿Quién asegura que el que nos parece resultado inmediato no sea más que el arranque de una larga serie de resultados?

¡Sembremos! Sembremos y dejemos a la atmósfera moral que haga el resto, como el labrador confía en la lluvia  al aire y al sol sus semillas. Aremos el suelo de la sociedad, removiéndola; agitémosla y sembremos luego en ella ideas, abnegadamente, sin pensar en nosotros mismos Lo demás vendrá con el tiempo.

El espíritu de apostolado y propaganda es el signo de la juventud de un ideal. Seamos apóstoles y propagandistas del nuestro. Predicando en todas partes y de todas las maneras posibles, sin dejar pasar ocasión de exponerlo y presentarlo.

Que todo el que tenga algo que decir lo diga, sin dejarse dominar por aquello de que otro habrá que lo diga mejor. La propaganda pública es eficaz; pero personalmente de uno a otro, es íntimo coloquio, en trato directo. Casi todos los que llegan a influir poderosamente en una sociedad, tienen, como primera base y núcleo, un círculo mayor o menor de amigos sobre quienes influyen directa y personalmente. En este círculo hallan fuerzas y bríos, sentimientos de esperanza, de confianza y de fe para proseguir su obra.

Sembremos sin mirar hacia atrás, no vayamos como la mujer de Lot, a convertirnos en estatuas de sal que derrite la lluvia. Sembremos, caminando de cara al porvenir, y persuadidos de que es hermoso saber que jamás ha de morir un pensamiento, que así como nosotros, que lo engendramos lo hemos recogido y creado del pasado todo, así lo hemos de trasmitir a todo el futuro.
........................................................

Unamuno y la Educación.

martes, 6 de septiembre de 2016

...El mundo creció y nosotros con él.




El mundo creció y nosotros con él.  Y no podíamos imaginar, cuando niños, que se podría vivir sin estar alegres, sin jugar, sin esas ilusiones que te asolaban a todas horas, porque apenas recordábamos a los mayores riendo o entusiasmándose con algo.  Así hablándolo entre la chiquillería, nadie quería hacerse como "ellos" los adultos.  Sí queríamos hacernos grandes, pero nuestro propósito consistía en que seríamos diferentes a los que conocíamos.

Y llegó nuestra juventud, e hicimos las mismas cosas que ellos nos contaron que hicieron en la suya, pero con las diferentes  modernidades que traen los tiempos. Salimos con chicos, con chicas, ellos se fueron al servicio militar y nosotras guardamos su ausencia mientras bordábamos el ajuar. Después compramos una casa y nos casamos. Inconscientemente, empezó nuestra seriedad, luego, fuimos padres y la responsabilidad se hizo más grande y la seriedad también, e hicimos las mismas cosas que hicieron todos los padres y madres. Y los hijos lo llenaron todo, tu vida, tu sentimiento y todo el corazón, con gusto, muy a gusto, tanto, que llegas a olvidarte de todo lo demás.

Mientras tanto seguimos creciendo con el mundo y contemplando la misma historia que se repite, la propia vida que se renueva.  Ahora eres abuelo, aunque no tengas nietos estás en edad de ser abuelo y entiendes a tus abuelos, esa etapa que pensabas, de niño "cómo podrán vivir, tan serios, tan callados, tan haciendo esa vida de personas muy mayores..." 

Y, uno va descubriendo por sí mismo, que hay un porqué muy grande para cada etapa de la vida, para cada edad, que te hace seguir teniendo esas ganas de vivir en este camino del tiempo, tan largo para unos, tan corto para otros... Tan justo o injusto, tan insuficiente o no, ordenado, milimetrado o anárquico. Así hasta que acaba por cazarnos, por muy diligentes que seamos, el tiempo termina cazándonos a todos. El tiempo, esa materia de la que, se cree, está hecha la vida.
¿Qué pasó?  Pasó la vida.


lunes, 5 de septiembre de 2016

... Reloj de arena

Amar la poesía es amar la vida

“Me sucede, hace ya algún tiempo, una cosa pavorosa, y es que el corazón parece habérseme convertido en un reloj de arena; y me paso los días y las noches dándole vueltas. Jamás sentí de tal modo el correr del tiempo. Sabía, si- ¿quién no lo sabe?-, lo sabía; pero no lo sentía como lo siento ahora. Ya no es que se me agranda mi pasado; es que se me achica el porvenir, que disminuyen mis esperanzas”. 

¡Soledad de soledades,
soledad!
me he perdido de mi mismo
la verdad!

¿Es que he muerto sin saberlo,
soledad?
¿es que vivía viviendo 
mi soñar?

Mi voz me llega de fuera,
quién la da?
¿quién es el que así me llama?
Dios sabrá...


Cancionero: diario poético de Unamuno

domingo, 4 de septiembre de 2016

... El grito



Entonces..., se escuchó un grito. Un grito infantil. Las personas que estaban alrededor se sobresaltaron. Una rabieta, justificó la madre. El hombre permaneció callado mirando con desdén a la niña que había hecho trizas la botella del agua.

El sol de poniente ha dejado un resplandor de fuego en el cielo de julio. No es de día ni es de noche, transcurren esos instantes fugaces que llamamos "entre dos luces". El parque del bario está a rebosar; gente sentada en las mesas del kiosco, en los columpios, en la orilla del estanque, tirada en el césped, paseando o haciendo fila en el puesto de helados. 

En el borde esquinado del estanque, el hombre y la mujer sentados a cierta distancia, manipulan cada uno en su móvil. La niña les habla. El hombre la ignora. La madre, sin levantar la vista del teléfono responde con monosílabos. La niña insiste; que su papá le ha dicho que mañana, cuando vuelva de su luna de miel, le traerá una bici rosa de esas que llevan una cesta en el manillar. Pero ellos..., a lo suyo.

La niña se sienta en un banco no muy lejos de donde está su mamá, bebe agua de una botella de plástico hasta que la termina, y luego empieza a golpearla contra el respaldo del banco. Han pasado unos cuarenta minutos. La botella está hecha trizas. La pareja sigue con los móviles. La niña, sentada en el banco.

Entonces..., se escuchó un grito infantil. Podría haber sido el grito determinante de un adulto, pero no lo era.
.......................

Premio Microrrelato. Certamen Literario "Albert Jovell"  (Febrero de 2014)

jueves, 1 de septiembre de 2016

... El grito



Entonces..., se escuchó un grito. Un grito infantil. Las personas que estaban alrededor se sobresaltaron. Una rabieta, justificó la madre. El hombre permaneció callado mirando con desdén a la niña que había hecho trizas la botella del agua.

El sol de poniente ha dejado un resplandor de fuego en el cielo de julio. No es de día ni es de noche, transcurren esos instantes fugaces que llamamos "entre dos luces". El parque del bario está a rebosar; gente sentada en las mesas del kiosco, en los columpios, en la orilla del estanque, tirada en el césped, paseando o haciendo fila en el puesto de helados. 

En el borde esquinado del estanque, el hombre y la mujer sentados a cierta distancia, manipulan cada uno en su móvil. La niña les habla. El hombre la ignora. La madre, sin levantar la vista del teléfono responde con monosílabos. La niña insiste; que su papá le ha dicho que mañana, cuando vuelva de su luna de miel, le traerá una bici rosa de esas que llevan una cesta en el manillar. Pero ellos..., a lo suyo.

La niña se sienta en un banco no muy lejos de donde está su mamá, bebe agua de una botella de plástico hasta que la termina, y luego empieza a golpearla contra el respaldo del banco. Han pasado unos cuarenta minutos. La botella está hecha trizas. La pareja sigue con los móviles. La niña, sentada en el banco.

Entonces..., se escuchó un grito infantil. Podría haber sido el grito determinante de un adulto, pero no lo era.
.......................

Premio Microrrelato. Certamen Literario "Albert Jovell"  (Febrero de 2014)

martes, 30 de agosto de 2016

... Todo vuelve, no dudes, todo vuelve, ¡vuelve la vida, vuelve la muerte!

                                                 
                                                     
 [Han vuelto los vencejos]

Han vuelto los vencejos 
(las cosas naturales vuelven siempre):
las hojas de los árboles, 
a las cumbres las nieves.
Han vuelto los vencejos;
lo que no es arte vuelve;
vuelta constante es la Naturaleza
por cima de las leyes.
Han vuelto los vencejos;
¿ves cómo todo vuelve?
todo lo que ha brotado al sol desnudo
de la inexhausta fuente;
todo lo que no fue de algún propósito
producto endeble.
Han vuelto los vencejos,
¡augusto ritmo, única ley perenne!
¡El año es una estrofa
del canto permanente!
Todo vuelve, no dudes, todo vuelve,
¡vuelve la vida,
vuelve la muerte!
¡Cuanto tiene raíces en la tierra
al fin y al cabo vuelve!
Han vuelto los vencejos,
y al pecho aquellas mismas ansias vuelven!...
Ahora comprenderás lo que en la vida
quiere decirnos: "¡siempre!"
Siempre quiere decir la vuelta, el ritmo,
la canción de la mar en la rompiente;
si la ola se retira
ha de volver, pues es de lo que vuelve.
Vuelve todo lo que es naturaleza,
 y tan solo se pierde
lo que es remedio vano de los hombres:
sus artificios, invenciones, leyes...
Han vuelto los vencejos,
como ellos vuelven..., ¡siempre!
con su alegre chillar el aire agitan,
y el cielo con su raudo ir y volverse
al caer la tarde
cobrar vida parece.
No se posan, ni paran, incansables;
sus pies, ¿pa `a qué los quieren?
Les basta con las alas,
criaturas celestes.
Con ritmo de saeta, ritmo yámbico,
los versos vivos de su vuelo tejen,
chillando la alegría
de sentirse vivientes...
Han vuelto los vencejos;
los del año pasado, los de siempre;
los mismos de hace siglos, 
los del año que viene,
los que vieron volar nuestros abuelos
encima de sus frentes,
y encima de las suyas nuestros nietos
verán también volar negros y leves.
Han vuelto los vencejos,
 criaturas del aire que no mueren
-¿quién muertos los ha visto?-.
heraldos de la vida, amantes fieles
del largo día de la mies dorada;
¡han vuelto los de siempre!...
¡Vencejos inmortales,
alados hijos de natura fuerte,
heraldos de cosechas y vendimias,
mensajeros celestes,
bien venidos seáis a nuestro cielo,
vosotros..., los de siempre!
..................................

Libro DE TERESA (1924)

(Rimas de un poeta desconocido, presentadas y presentado por
Miguel de Unamuno)
........................................

Vencejo común

(Apus apus)

Los vencejos suponen la adaptación extrema de las aves a la vida aérea. Todo su ciclo vital se puede desarrollar en vuelo, excepto la nidificación, si aterriza en el suelo por accidente será incapaz de levantar el vuelo al menos que se les ayude, le resulta muy difícil levantar el vuelo aterrizar le supone un desafío para sus frágiles patas. Un ave capaz de volar mientras duerme.

sábado, 27 de agosto de 2016

... Huellas del tiempo



Hubo un tiempo en que todas las varillas de mi abanico estaban intactas. A medida que pasaba el tiempo y los años comenzaron a deteriorarse. La tela que sujetaba el armazón iba cambiando su precioso colorido por tonos aviejados a cada trastazo al corazón..., apenas ya si da aire..., apenas ya si puedo respirar...

Me acomodo delante del ordenador portátil, y le cuento, le cuento todo; sabe tanto de mí... Más que yo misma... Cualquiera que pudiese abrirlo tendría ante sí un diario, mi diario, mis neuras camufladas en forma de poemas..., corazón cableado. No sabes tú ni nada, cuánta evasión repartes por las vidas..., gélida máquina removedora de ánimos conectados con el mundo, amasijo de cables, consumidor de tiempo. Asustas.

No, yo no te entregaré mi vida, tú estarás a mi servicio, es una orden, grábala bien en tu memoria, y recuérdamelo cuando ya no pueda recordar, ¡es una orden!

Despliego con furia el abanico esclava de su vaivén en una tarde helada de febrero..., golpeando una y otra vez ese aire que asfixia, desde esta edad en que las mujeres se vuelven invisibles a los ojos de los demás, borrándoles los sentimientos y las emociones. Una vez, y otra, y otra..., lo agito sobre mi corazón aliviando sudores...
....................................

Del libro "Charlas con mi espejo"

miércoles, 24 de agosto de 2016

... Dormir del todo



"Yo no iba a conseguir nunca más dormir del todo. Había perdido, como de costumbre, esa confianza, la que hay que tener, realmente inmensa, para quedarse dormido del todo entre los hombres. Habría necesitado al menos una enfermedad, una fiebre una catástrofe concreta, para poder recuperar un poco esa indiferencia, neutralizar mi inquietud y recuperar la tranquilidad idiota y divina, Los únicos días soportables que puedo recordar a lo largo de muchos años fueron los de una gripe con mucha fiebre"
........................................
Céline. "Viaje al fin de la noche"

martes, 23 de agosto de 2016

... La gran fatiga


"La gran fatiga de la existencia tal vez no sea, en una palabra, sino ese enorme esfuerzo que realizamos para seguir siendo veinte años, cuarenta, más aún, razonables, para no ser simple, profundamente nosotros mismos, es decir, inmundos, atroces, absurdos. La pesadilla de tener que presentar siempre como un ideal universal, superhombre de la mañana a la noche, el subhombre claudicante que nos dieron"
...................................................
Céline. "Viaje al fin de la noche"

viernes, 19 de agosto de 2016

... Qué hay entre tú y yo


Pregúntale a la vida por qué nos encontramos. Pregúntaselo tú que eres…, eres más lobo, más buscador, más conseguidor.
Dímelo tú que hablas más contigo.

¿Qué somos? Nos escondemos tantas veces ocultando nuestros sentimientos, o eso creo yo. Si te vas y vuelves, y me voy y también vuelvo ¿qué hay entre tú y yo? No sé qué nombre ponerle.
Dímelo tú que hablas más contigo.

Seguí tus pasos y ellos me alejaron de ti, encontré un corazón vacío, inimaginable, y me quiero marchar pero no me dejo, no me dejas, no quieres ver cómo el paso del tiempo nos está haciendo añicos ni yo tampoco, y a mí, me falta nada para refugiarme otra vez a tu lado, me falta una sonrisa, esa mueca cómplice que nos reconcilia siempre. ¿Y, para qué? ¿Durante cuánto tiempo duermo serena, enredada entre tus brazos…?
Dímelo tú que hablas más contigo.

No encuentro entre nosotros ese amor reposado que dicen que nace del día a día, de  la comprensión lenta, del paso del tiempo, no lo encuentro. No vislumbro entre nosotros ese vínculo, fuerte, que dicen que crece a base de sosiego, de placidez, de la calma…  Nuestra historia es un brusco vaivén estoy adivinando, un brusco vaivén del que ninguno de los dos nos queremos bajar. 


sábado, 13 de agosto de 2016

... La nada, el todo.

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.
Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!».
Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!».
Ahora sé que la nada lo era todo,
y todo era ceniza de la nada.
No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.
(José  Hierro).

viernes, 12 de agosto de 2016

"... el amor es una pequeña cosa que alguien tiene y te presta..."



<<... Qué difícil saber, cuándo podemos decir "nosotros" con certeza. Y la culpa es de los que aman. Son ellos los que provocan las situaciones que van royendo esa mera apariencia de amor que los amados, más torpes o más desinteresados, no habían desenmascarado todavía. Es el amante el que llama su atención sobre la circunstancia de que aquella pobre relación no es el amor Porque el amante sabe que toda su felicidad depende cada vez de otra persona. Y comienza a sentir por ella, mezclado con la adoración que produce tal certidumbre, un extraño rencor. El rencor del preso por su carcelero, de quien sin embargo depende enteramente su libertad. Y sabe el amante que en las manos del otro está lo que más le importa, como un objeto precioso en las manos de un niño, al que no se debe decir la trascendencia atroz de lo que lleva, no se asuste y lo deje caer. Y al mismo tiempo ve el amante que, no sabiendo el otro lo que él sabe, su ira queda injustificada. La ira que promueve la tirantez, la palabra de la que se arrepentirá, los celos que lo llenan todo como una terrible enfermedad que hubiera entrado en una casa y solo de la cual, en adelante, fuese posible hablar. La ira que acabará por destruir lo poco que ahora existe, transformado el amante en verdugo de sí mismo.

Entonces es cuando éste se siente culpable por su terquedad, por su falta de comprensión, por los rechazos de la blandura que, alguna vez y por su causas desconocidas, se despierta débilmente en el que ama. Y esa conciencia de culpabilidad y ese rencor, que son hijos del amor, acaban -el amante lo sabe, lo huele en el aire- por devorar el amor que los produjo. Y se queda solo el amante diciéndose: "Me ha abandonado", cuando es él quien ha expulsado al que amaba con recriminaciones, con excesos, con imprevistas furias que el otro nunca comprendía, que al otro le parecieron insoportables y fingidas. Porque el amante es como un insensato que quisiera llevar, colgado de su cuello continuamente, el mar dentro de un minúsculo guardapelo.

Nadie sino el que ama puede saber cómo no es igual llegar con un poco de retraso a una cita. Cómo se puede morir y resucitar demasiadas veces para no fatigarse. Y sin embargo, cómo el corazón no se fatiga y sigue, un día y otro, esperando que vengan a buscarlo, que lo llamen, que alguien entre diciendo "soy yo", como si supiera que "yo" no puede ser nadie más que él. Con esa seguridad del que es amado, y lo sabe, y no se preocupa por dejar de serlo. Porque para él el amor es una pequeña cosa que alguien tiene y te presta, y tú la usas, casi por cortesía, para no disgustar al dueño de ella...>>
..........................
Antonio Gala

lunes, 25 de julio de 2016

... Hojarasca



Yo ni sabía que era sabia, eso lo dijiste tú, y que te encontrabas a gusto hablando conmigo, que te hacía sentirte muy bien. Después las conversaciones fueron más largas. Luego más frecuentes. Y más tarde, más largas y más frecuentes. Y empezó a corrernos el tiempo mezclado de un trato exquisito. Yo, ya esperaba tus encuentros con ansia. Tú también. Yo aprendía de lo que tú me contabas. Tú decías que estabas aprendiendo conmigo. Y seguía corriéndonos el tiempo. Y nos nació la confianza. Más tarde la confianza era plena. Después, la confianza ya era ciega. Y así, siendo los dos maestros de los dos pasaban los años. Tú diciendo que siempre ibas a estar. Yo, estando.

Un día me encontré con otra-sabia, o dos, o más. Yo lo vi. Tú me lo ocultaste, y lo mentiste... Mis neuronas dejaron de activarse, mi cuerpo se negó, se vació, hasta quedar convertido en reseca hojarasca. Tú, "siempre habías estado" a la busca de "sabias" de más y más sabias, dejando un reguero de hojarasca por las orillas de tu camino... Yo lo vi. Vi ese reguero. Demasiado tarde lo vi.
............................
del libro "Charlas con mi espejo"

... Nando


Las tardes de los viernes Dª Fernandina recoge a su nieto Nandito del pensionado infantil para pasar el fin de semana en familia. Tanto para Nandito como para Dª Fernandina, este día, se ha convertido en el día más especial de toda la semana; y no solo por el regocijo que causa a ambos el hecho de estar un par de días juntos. Nandito sale con ganas de comerse las meriendas que le prepara su abuela, porque siempre llevan algo salado y algo dulce, y no como las de la escuela, que nunca están ricas, y además, las comidas y las cenas son de -poca cazuela- para repartir entre tantos niños como hay allí.
Abuela y nieto bien apretados de la mano, volvían a casa.

A Dª Fernandina se le ponen los ojos vidriosos y se le acelera el corazón cada tarde de viernes, cuando estrecha a Nando entre sus brazos. Por más que lo quisiera disimular; ante la mirada interrogante de Nandito, ella se apresura a responder que -aún le dura el constipado- o que -había pillado otro distinto durante la semana. Sin embargo, aquella tarde de viernes Nando no miró a los ojos vidriosos de su abuela. Salió corriendo del pensionado hablando muy deprisa, sin parar, atropellando de tal manera las palabras, que,  los oídos de Dª Fernandina no acertaban a entender que el niño relataba algo sobre Adán y Eva y la señorita de clase...

Al llegar a casa, Nando no fue corriendo a la cocina, como hacía siempre, donde lo esperaba la rica merienda de los viernes. Entró disparado en la salita, arrastró una silla hasta el cuarto de baño, se subió en ella delante del espejo elevando mucho el tono de su voz...

-¡¡¡Abuelita, abuelaaa!!! Si nuestros primeros padres eran blancos, ¿de dónde nacieron los negros...?

D" Fernandina tardó en responder una eternidad.

-El lunes..., cuando llegue el lunes se lo preguntamos a la maestra, ella tiene que saberlo... ¡Cariñico mío...!

Lo llenó de besos mientras los dos se contemplaban en el espejo. Luego, cogió al niño en brazos, retiró la silla y lo sentó delante de la merienda susurrando.

-Qué sabe nadie..., qué sabe nadie...
..................................................

Del libro "Charlas con mi espejo"

sábado, 23 de julio de 2016

"La esclavitud nunca fue abolida, solo se amplió para incluir todos los colores" ........................................................................................... https://periodicoelamanecer.wordpress.com/2016/07/19/la-carta-de-bukowski-contra-el-trabajo/

bukowski-contra-el-trabajo-antitrabajo-hate-work-job
Charles Bukowski escribió esta carta a John Martin, publicista de Black Sparrow Press que en 1969 le hizo La Oferta: 100 dólares mensuales para que Bukowski dejase su puesto de trabajo como cartero en el servicio postal de Estados Unidos, el cual ocupaba desde hacía casi 15 años, y se dedicara exclusivamente a escribir. Aceptó y, un par de años después, entregó a Black Sparrow Press su primera novela: Post Office (“Cartero” en español,disponible gratis en PDF).
12 de agosto de 1986
 Hola, John:
Gracias por la carta. A veces no duele tanto recordar de dónde venimos. Y tú conoces los lugares de donde yo vengo. Incluso las personas que intentan escribir o hacer películas al respecto, no lo entienden bien. Lo llaman “De 9 a 5”. Sólo que nunca es de 9 a 5. En esos lugares no hay hora de comida y, de hecho, si quieres conservar tu trabajo, no sales a comer. Y está el tiempo extra, pero el tiempo extra nunca se registra correctamente en los libros, y si te quejas de eso hay otro zoquete dispuesto a tomar tu lugar.
Ya conoces mi viejo dicho: “La esclavitud nunca fue abolida, sólo se amplió para incluir todos los colores”.
Lo que duele es la pérdida constante de humanidad en aquellos que pelean para mantener trabajos que no quieren pero temen una alternativa peor. Pasa, simplemente, que las personas se vacían. Son cuerpos con mentes temerosas y obedientes. El color abandona sus ojos. La voz se afea. Y el cuerpo. El cabello. Las uñas. Los zapatos. Todo.
Cuando era joven no podía creer que la gente diera su vida a cambio de esas condiciones. Ahora que soy viejo sigo sin creerlo. ¿Por qué lo hacen? ¿Por sexo? ¿Por una televisión? ¿Por un automóvil a pagos fijos? ¿Por los niños? ¿Niños que harán justo las mismas cosas?
Desde siempre, cuando era bastante joven e iba de trabajo en trabajo, era suficientemente ingenuo para a veces decirle a mis compañeros: “¡Eh! El jefe podría venir en cualquier momento y echarnos, así como así, ¿no se dan cuenta?”.
Ellos lo único que hacían era mirarme. Les estaba ofreciendo algo que ellos no querían hacer entrar a su mente.
Ahora, en la industria, hay muchísimos despidos (acererías muertas, cambios técnicos y otras circunstancias en el lugar de trabajo). Los despidos son por cientos de miles y sus rostros son de sorpresa:
“Estuve aquí 35 años…”.
“No es justo…”.
“No sé qué hacer…”.
A los esclavos nunca se les paga tanto como para que se liberen, sino apenas lo necesario para que sobrevivan y regresen a trabajar. Yo podía verlo. ¿Por qué ellos no? Me di cuenta de que la banca del parque era igual de buena, que ser cantinero era igual de bueno. ¿Por qué no estar primero aquí antes de que me pusiera allá? ¿Por qué esperar?
Escribí con asco en contra de todo ello. Fue un alivio sacar de mi sistema toda esa mierda. Y ahora estoy aquí: un “escritor profesional”. Pasados los primeros 50 años, he descubierto que hay otros ascos más allá del sistema.
Recuerdo que una vez, trabajando como empacador en una compañía de artículos de iluminación, uno de mis compañeros dijo de pronto: “¡Nunca seré libre!”.
Uno de los jefes caminaba por ahí (su nombre era Morrie) y soltó una carcajada deliciosa, disfrutando el hecho de que ese sujeto estuviera atrapado de por vida.
Así que la suerte de, finalmente, haber salido de esos lugares, sin importar cuánto tiempo tomó, me ha dado una especie de felicidad, la felicidad alegre del milagro. Escribo ahora con una mente vieja y con un cuerpo viejo, mucho tiempo después del que la mayoría creería en continuar con esto, pero dado que empecé tan tarde, me debo a mí mismo ser persistente, y cuando las palabras comiencen a fallar y tenga que recibir ayuda para subir las escaleras y no pueda distinguir un azulejo de una grapa, todavía sentiré que algo dentro de mí recordará (sin importar qué tan lejos me haya ido) cómo llegué en medio del asesinato y la confusión y la pena hacia, al menos, una muerte generosa.
No haber desperdiciado por completo la vida parece ser un logro, al menos para mí.
Tu muchacho,
Hank

viernes, 22 de julio de 2016

... Amado-Amante


<<... Realmente, el amante se satisface con el amor conseguido y, a veces, de pronto, vuelve la cara hacia otra cosa y el amado se queda sin la luz, porque recibe la luz a través del amante. Yo estoy ahora muy de parte del amado: se le ha hecho injusticia. El amante, cuando se va, recoge toda la parafernalia con que había adornado al amado: las velas rizadas, las joyas los mantos bordados, como una virgen sevillana, se lo lleva todo y se lo pone a otra imagen. Y se queda absolutamente desvalido el amado. Yo estoy con los perdedores y me parece que el amado puede ser el más perdedor en el amor. El amado es como la luna, que recibe la luz del sol. El amado no tiene luz propia...>>
...................
Antonio Gala.

miércoles, 20 de julio de 2016

... Pensamiento



"Pienso que toda vida se compone de puros instantes, cada uno de los cuales está relativamente indeterminado respecto al anterior, de suerte que en él la realidad vacila..., y no sabe bien si decidirse por una u otra entre varias posibilidades. 
Este titubeo metafísico proporciona a todo lo vital esa inconcebible cualidad de vibración y estremecimiento."
.....................................
José Ortega y Gasset

jueves, 14 de julio de 2016

... Hoy he vuelto a casa


<<... Hoy he vuelto a casa, a casa de mis padres. El tiempo está parado. El polvo, aunque escaso, se ha ido aposentando y se deja ver sobre los muebles. He abierto todas las ventanas. La esperanza puesta en cualquier rincón donde puedan aparecer mis padres. Los armarios intactos con sus trajes, los zapatos, el paraguas... La sensación de que llegarán en cualquier momento, como si hubiesen salido a pasear. 
Deambulo por toda la casa, me acompaña el silencio, un silencio roto por el sonido de mis pisadas.
Sobre la máquina de coser hay una cesta de labor con un ovillo de lana prendido en las agujas de tejer. Mamá había empezado mi jersey ¡mi jersey color naranja...! En la butaca preferida de papá descansa el periódico con fecha jueves veintitrés de hace ya siete meses. En la mesa de lectura la bolsa de tabaco cuidadosamente cerrada y, dentro del cenicero grande, como siempre, su pipa de fumar...>>
......................

Fragmento del libro "Charlas con mi espejo"

jueves, 7 de julio de 2016

... La espera


Estaba ahí, con la carita pegada al cristal de la ventana escudriñando la noche. La calle estaba vacía, quieta. El único movimiento que atisbó era el de las nubes empujadas por el viento. Katy, comprobó el reloj por enésima vez, las tres y media, y Pau sin venir, y sin llamar... Volvió a llamarlo y volvió a escuchar la voz femenina del disco "el teléfono móvil al que llama está apagado o fuera de cobertura en este momento"
No iba a llamar a sus padres, a esas horas no, ni a los suyos tampoco, no eran horas de llamar a casa de nadie, pero llamaría a Claudia ¿cómo no lo había pensado antes? A ella sí podía llamarla en cualquier momento, para decir cualquier cosa, lo habían hablado tantas veces... "Nos llamaremos cuando queramos, cuando lo necesitemos, sea lo que sea, sea la hora del día o de la noche que sea". Aun así, al levantar el auricular del teléfono sintió un ligero temblor.  Acertó a decir:
-Claudia..., soy yo...
-¿No ha llegado Pau?- se precipitó Claudia. Y Pau, a destiempo, posaba un dedo en los labios en ademán de silencio.

lunes, 4 de julio de 2016

Cuaderno de Amor




Es el cuaderno del Amado-Amante:
Un devoto y un dios; un esclavo y un amo.

Del Amar:
Solo aquello que amamos es capaz de decirnos quiénes somos.

Del Amor-Amistad:
El amor más alto a que puede aspirar un hombre es uno que estuviese hecho de amistad y erotismo.

Del Amor-Dávida:
Un regalo recíproco que hay que agradecer siempre.

De la Aventura:
Un sucedáneo del amor.

Del Beso:
El auténtico don de lenguas.

De las Caricias:
Una efusión de paz, de alegría recíproca, de ruptura de la agresión y de la soledad.

De los Celos:
Ese temor de que la persona amada mude su sentir.

Del Corazón:
Un pájaro que llama y que responde.

Del Cuerpo:
El vaso del espíritu, tan venerable como un templo.

Del Desamor:
Cuando el amor se rompe, nos acribillan sus filos y desangran.

Del Divorcio:
Una declaración de ruina.

De Echar de Menos:
Una forma de entregarse.

De los Enamorados:
La más difícil profesión.

Del Erotismo:
Natural e Interior.

De la Pornografía:
Estimulante, artificial y externo.

De la Felicidad:
Un sobrecogimiento, una racha de aire.

De los Homosexuales:
La doble mujer y el doble hombre arden por completarse con los dos de su mismo sexo.

Del Matrimonio:
Una norma de higiene social y de protección.

De la Pasión:
Una guerra cuerpo a cuerpo.

Del Placer:
Solo uno de los lenguajes del amor.

De los Recuerdos:
Voces que un día amamos. manos cuyas caricias se perdieron.

De la Seducción:
Una estrategia, aspire a lo que aspire.

De los Sentidos:
Por sus ventanas nos llega el mundo.

De los Sentimientos:
Camino por el que se avanza juntos y coincidentes.

Del Sexo:
La fuerza más grande y más sutil; un impulso absolutamente sagrado.

De los Solitarios:
Huérfanos de abril y de esperanza.

De los Solteros:
Protagonistas de historias admirables.

(Testimonio verdadero de este mundo, que no es verdad  sino cuando el Amor lo toca) Antonio Gala.