miércoles, 16 de marzo de 2016

... Empatí'as



<<...  Sé por experiencia que, en la vida, solo en contadísimas ocasiones encontramos a alguien a quien podamos transmitir nuestro estado de ánimo con exactitud, alguien con quien podamos comunicarnos a la perfección. Es casi un milagro, o una suerte inesperada, hallar a esa persona. Seguro que muchos mueren sin haberla encontrado jamás. Y, probablemente, no tenga relación alguna con lo que se suele entender por amor. Yo diría que se trata, más bien, de un estado de entendimiento mutuo cercano a la empatía...>>
.......................................................................

<<...  Los temas de conversación fueron surgiendo, uno tras otro, con una facilidad asombrosa. Cualquier tema nos parecía interesante, hubiéramos podido seguir conversando hasta la eternidad. Yo entendía con una claridad meridiana lo que ella quería decirme y, aquello que yo nunca había logrado explicar bien a los demás, a ella se lo podía transmitir con una precisión pasmosa...>>
--------------------------
SAUCE CIEGO, MUJER DORMIDA - Los gatos antropófagos -
               -  Haruki Murakami -

domingo, 13 de marzo de 2016

... Antídoto del estrés, entre otras propiedades saludables



"Miles de personas están buscando la manera de gozar de buena salud y estar en forma. No quieren matricularse en un gimnasio ni pasarse oras haciendo jogging o levantando pesas. No quieren terminar doloridas, sudando y jadeando. Este libro es la respuesta a esta necesidad.

El Tai Chi ha ido evolucionando a través de los tiempos como un método muy depurado de ejercicio y desarrollo personal. Es absorbente, pero no agotador ni estresante. Se trata de una serie de movimientos lentos y continuos, pensados para relajar y fortalecer el organismo. Uno de sus mayores atractivos consiste en que toda su gama de movimientos se puede practicar a cualquier edad.

El propósito de las cuidadosamente estructuradas secuencias de movimientos es fortalecer la energía interna del cuerpo, la flexibilidad y la resistencia. La cualidad única de este antiguo arte se está utilizando cada vez más por sus saludables propiedades. Una vez aprendido, es un tesoro que durará toda la vida".
..................................
 Maestro Lam Kam Chuen

domingo, 6 de marzo de 2016

... El viento de la Luna




<<...  El frío del invierno es una invasión misteriosa que se cuela bajo las puertas y entre los postigos mal ajustados y avanza gradualmente por las habitaciones y los pasillos a oscuras, que sube invisible por las escaleras y se extiende sobre cada superficie con un cerco afilado, forma un vaho inmediato, sobre los barrotes de hierro y las cabezas de cobre y de latón dorado de las camas, sobre la cal humedecida, sobre los cuadriláteros de las baldosas.
En las habitaciones donde hay un fuego encendido o un brasero de candela en ascuas el frío se aproxima al límite de la irradiación del calor y aguarda como una alimaña sigilosa a que las llamas mengüen o se apaguen, a que la ceniza tibia y luego fría recubra las ascuas del brasero; entonces el frío avanza, va rozando la espalda, el cogote, se va infiltrando bajo los dobleces de la ropa, sube desde el suelo hasta las plantas de los pies y luego se apodera de los tobillos, y una vez que ha progresado tanto en su invasión ya es difícil buscar refugio contra él, y te seguirá incluso escaleras arriba hacia tu dormitorio o estará esperándote en la oscuridad cuando abras la puerta.
Y aunque te des mucha prisa en desnudarte el frío te asaltará los pies en cuanto los dejes un instante desnudos sobre las baldosas, y cuando te cobijes debajo de las mantas y te cubras bien con el embozo y pienses que te has librado de él, el frío te habrá seguido y se habrá inoculado en ese refugio en el que ni siquiera la temperatura de tu cuerpo puede al principio disiparlo.
Te asaltará la mano que sacas del interior caliente para apagar la luz, y te dejará heladas las dos si las empleas para sostener un libro. Escaparás de él, como escondiéndote en lo más hondo y más oscuro de la madriguera, pero se quedará esperando mientras duermes y en el silencio de tu cuarto irá creciendo minuto a minuto, y cuando te despiertes traspasará con sus aristas invisibles de hielo todo el espacio de la habitación...>>
---------------------------

Extracto del libro "El viento de la Luna"  (Antonio Muñoz Molina)