miércoles, 29 de junio de 2016

... West Side Story


<<... Le decía que irían juntos a casa de Tony para decírselo a su madre y que ésta necesitaría el consuelo de otra mujer, especialmente de una que había amado a su hijo.
Si diez calles y diez mil, veinte mil o, incluso, treinta mil personas conocieron la tragedia, los otros millones de personas y las decenas de millares de calles de Nueva York nada supieron. Algunos periódicos, pero en modo alguno la mayoría, publicaron la noticia de las dos muertes ocurridas en la calzada elevada, pero los detalles que daba eran escasos e incompletos.
La gran mayoría de las gentes de la gran urbe dormía o se divertía. Era la noche del sábado, la única noche de la semana en que un hombre no tiene que pensar en levantarse temprano a la mañana siguiente. Había gentes que amaban, otras comían, y no faltaban las que pecaban. Había gentes que morían en paz, con rabia o desesperación.
Y había gentes que alzaban los ojos al cielo, unos ojos doloridos por el llanto de la soledad y llamaban en silencio a las estrellas o la luna. Eran gentes que esperaban que, en algún lugar, en alguna parte, alguien les escucharía; gentes que confiaban en que sus sueños se tornarían realidad, en que muy pronto hallarían a quien poder amar, en quien poder confiar y con quien ser felices.
Algunos de estos deseos se hacían realidad, pero eso era algo que no importaba a la ciudad, porque ella había sido construida para continuar y subsistir, para seguir viviendo después que todos sus habitantes hubiesen muerto.
Así es como sucedieron las cosas. Y, si el mundo y los humanos no cambian, así es como siempre sucederán...>>
------------------
Irving Shulman

martes, 28 de junio de 2016

... Sin un adiós


Si tuviera el valor de contarte..., que aquel hombre que iluminaba mi vida se diluyó en las lágrimas de mil mujeres más...
Sí, ese que fui a esperar a la estación del tren porque el también me esperaba. Al que le contaba todos mis secretos. Ese con quien podía hablar de cualquier cosa, y de todo también. El que me confió sus miedos y sus sueños... El que, con las penas escuchadas, las suyas y las mías, hacía risas partiéndolas en dos. En el que no habitaban -los imposibles- El que durante mucho, mucho tiempo, me dedicó todo su tiempo. El que acampó en mis adentros y llegó a conocerme mejor que yo misma.
Él..., que un día me llenó de ausencia, sin una palabra de despedida, sin un porqué, sin un adiós...
Come..., descansa..., duerme..., vuelve en ti..., sonríe..., levanta..., despierta..., camina..., vive...
Si tuviera el valor de contarte..., que aquel hombre que iluminaba mi vida se diluyó en las lágrimas de mil mujeres más...
Él, que me cogía de la mano y me sacaba de paseo por las nubes...
-----------------
Del libro "Charlas con mi espejo"
Autora, la misma

miércoles, 22 de junio de 2016

... Se puede matar a alguien sin veneno y sin armas.


"Se puede matar a alguien sin veneno y sin armas, sí, incluso sin palabras, es posible hacerlo con el simple comportamiento. Un hombre es capaz de acabar con otra persona si no la deja marcharse y tampoco permite que se acerque por completo a él; la ata a sí mismo y no la devuelve al mundo, al mismo tiempo mantiene las distancias, no fragua ninguna alianza con ella. La persona así tratada acaba muriendo por haber sido apartada del mundo. Por quedarse sola y, a la vez, no estarlo del todo, porque vive en una especie de atadura y su carcelero no se ocupa de ella.."
-------------
La gaviota. Sándor Márai

martes, 21 de junio de 2016

... Lo que nos entregó Dios


<<...  El amor solo se ha convertido en juego y estado de ánimo en Occidente... Pero nosotros, tú y yo, ¿somos occidentales? A veces tengo mis dudas. Y en ocasiones también pienso que el amor es una especie de exacerbación nerviosa aguda y morbosa, cuyo fin no es "dar o recibir" como creen los enamorados... Es un trastorno que puede convertirse en algo trágico, un desequilibrio nervioso que deberíamos superar. A veces lo pienso. Pero luego sucede algo y nos damos cuenta de que esa exacerbación nerviosa llena la vida, no con el ardor de la pasión y el delirio, sino simplemente como acción, una acción lenta, tenaz, en estado de incubación, como un proceso fisiológico, una ley natural, más fuerte que cualquier otra cosa. La gente seguramente tiene buenos motivos para pensar que el amor es más poderoso que la muerte, que abre las tumbas...
-------------------------
Porque lo que eres y lo que soy, y nuestra situación y nuestro secreto, si lo hubiera, todo ello existe según la ley, y por tanto es repetición. Sin embargo, nos diferenciamos en los matices, gracias a ellos nos convertimos en identidades tenues, ligeras sombras que disfrutan del libre albedrío individual. Tú y yo solo nos reconocemos en los matices. Lo demás es resultado de la ley. Y una ley solo puede contemplarse sumisamente, como todo lo relacionado con Dios.
-----------------------
¿Qué es el matiz? La intensidad del sentimiento, la intimidad de la respuesta con que el eterno actor reacciona ante la situación en la eterna película, ante la situación del hombre y el mundo... Esta diferencia es la que constituye la verdadera personalidad. Es lo que nos entregó Dios, para que tuviéramos también responsabilidad; y luego nos abandonó. Y a veces, cuando me fijo en lo que se rebela contra la divinidad en mí, en la gente y (según dicen y se intuye en el fondo de la conciencia humana) en los ángeles, siento que es realmente una tarea sobrehumana soportar esa responsabilidad, esa diferencia mínima, o sea, la responsabilidad de poseer una personalidad intransferible...>>
----------------------------

Sándor Márai, fragmentos de "La gaviota"

miércoles, 15 de junio de 2016

... Han pasado cinco años


Luce el sol en esta fría mañana de junio. El viento se entretiene, hincha las lonas, hace temblar las tiendas de campaña y voltea la cartelería de mensajes. Los cuellos y los puños de las rebecas se estiran al máximo ¡qué frío!
La Unidad Móvil de Donantes de Sangre permanece en su sitio como ya es habitual. Los turistas graban entre las "callecitas" de las tiendas de campaña, entre números de policía pasiva, personal de limpieza, los hombres cartel del "COMPRO ORO" asiduos de la zona, periodistas y demás viandantes. Un mimo reserva su sitio cubriendo con una tela su silla de hato y aperos. El viento desprende una octavilla de cartulina roja (hay cientos pegadas en un muro metálico de obra) alguien ha escrito en ella "Dictadura del mercado"
Junto al mosaico del Km. 0, una chica con el pelo desarreglado, cara de sueño, ojeras profundas y mirada apagada, está de pie, inmóvil.

¡CAMPAMENTO NO! ¡MOVIMIENTO SÍ! (se oye de fondo)

-Tienes carita de sueño -me atrevo a decirle.

Se vuelve a oír:
CAMPAMENTO NO, MOVIMIENTO SÍ

La chica del corazón dormido rompe a hablar, aún no se ha movido del Km. 0, A la vez que pasea la mirada por todos los integrantes de la plaza, me dice que lleva aquí desde el 15 de mayo, y que va a seguir. Mira con semblante nostálgico.(Sigue hablando como para ella sola).Quiere que el entusiasmo no se rompa, que no puede ser que todo esto vaya a quedar en nada. Lo ha soñado esta noche, dice que lo tuvo como una pesadilla. Ahora está despierta, mira y escucha la plaza y esboza una sonrisa diciendo;
-Sí, lo de esta noche fue una pesadilla que apenas me dejó dormir.

Junto a la cúpula de cristal, hay gente agrupada en torno a un megáfono, entre aplausos y gargantas afónicas, una voz grita. ¡Los chiflados de Sol! Ninguno desvía la atención de la asamblea  aunque sus
cuerpos expulsan un respingo.
El viento vuelve a traerme otra octavilla roja. "Las revoluciones se producen en los callejones sin salida" (B. Brecht). En el suelo, tumbado boca abajo sobre un cartón, un chico escribe ávidamente a boli rellenando folios enteros, ¿qué escribirá? Me he quedado con ganas de preguntarle, pero el respeto a romper el flujo literario que desprendía me contuvo.

Es miercoles, 1 de junio de 2011. En el reloj de la torre suenan las campanadas de las 10:00. La mañana huele a entusiasmo, a sueño, a incertidumbre...
............................

Fragmento de "Charlas con mi espejo"
Autora, la misma

sábado, 11 de junio de 2016

... ¿Dónde está la sabiduría que hemos perdido con el conocimiento?


¿Dónde está la sabiduría que hemos perdido con el conocimiento?
¿Dónde está el conocimiento que hemos perdido con la información?

Son dos versos del poema "La Roca" de Thomas Stearns Eliot.

Con la información obtenemos un conjunto organizado de datos sobre objetos o fenómenos. Con la información tenemos los datos necesarios para entender qué es un limón o hacernos una idea aunque no lo hayamos visto en nuestra vida. Obtenemos información al leer y dar forma a la definición de limón. 

Con el conocimiento interiorizamos la información recibida y nos creamos un modelo interno de entendimiento que establece una relación entre el sujeto que conoce y el objeto sobre el que conoce. El que conoce identifica un limón cuando lo ve.

Con la sabiduría el conocimiento se imbrinca con nuestra forma de pensar y actuar. Activa mecanismos de reflexión y juicio y se convierte en virtud. Derivar el término del significado saborear es así mismo iluminador, si el conocimiento es un acto mental, la sabiduría es un acto sensitivo. Si la información es externa al individuo y el conocimiento es un puente entre el individuo que sabe y el objeto sobre el que sabe, la sabiduría es completamente interna pero está orientada hacia la práctica. El sabio hace limonada cuando la vida le da limones.

Entender los tres términos hace más fácil darse cuenta de que más información no va a hacernos necesariamente más conocedores de la realidad ni más sabios. Así mismo ilustra que poner una cita como la que encabeza este post no dice nada de la sabiduría del que la reproduce.

(Burbuja. info -Foro de economía)

jueves, 9 de junio de 2016

... Éxtasis del arte



<<... "¿Cómo puede un hombre amar a una mujer que nunca le ha entregado su cuerpo? ¿Con qué juego perverso se ha entretenido en los últimos años? Ha sido un juego insensato y morboso, y seguramente necesitabas dejar esa relación desesperada, huir y refugiarte en la música"
..........................
 Un hombre solo puede influir sobre una mujer de una única forma: a través de sus sentidos, con la fuerza de su cuerpo y de su alma. Y una mujer debe aceptar ese deseo esa voluntad, aceptarla en cuerpo y alma, con humildad; de lo contrario hay que dejarla. "Pero si en realidad la he dejado" contesté.
.......................
"Algunos hombres aman con el cuerpo, otros con el dinero o con el intelecto. Yo la amo con la música" "En nuestra relación, la música ha constituido un vínculo más estrecho que cualquier vínculo erótico y carnal"
.....................
... Sentía atracción por todo lo que fuera intelectual y artístico y no ocultaba que, a su entender, el talento era el rasgo más noble de la existencia humana, una nobleza que se impone a todo título heredado. "El artista debe su nobleza a Dios. El público solo puede brindarle su confirmación exterior."
.....................
No tenía amigos; un artista no tiene a nadie, porque no puede compartir: toda su atención y toda la fuerza de sus sentimientos se concentran indivisiblemente en la única tarea para la cual ha sido elegido.
.......................
A veces llegaba a tocar Bach o Chopin de una forma aceptable... ¿aceptable? La sala aplaudía, los críticos me elogiaban. Pero todo eso era un malentendido. Porque yo era la única persona que sabía lo que aún le debía al detalle, para lo que todavía no tenía bastante fuerza, disciplina y sacrificio..., no, eso solo lo sabía yo. No hay camino más desesperado que el que conduce hacia la perfección; con cada paso se abren distancias nuevas e inescrutables.
.....................
Tocaría a Beethoven y Chopin, como era mi obligación. 
Entretanto seguiríamos juntos, mi cuerpo y yo, porque hay algo que tiene más fuerza que mi cuerpo, más fuerza que mi enfermedad, que la pasión y la voluntad del mundo, si, algo más fuerte que el destino y Dios: la disciplina del artista, la conciencia del demiurgo que no se apaga mientras no haya cumplido la tarea de la creación. Porque éste es el único terreno donde el hombre puede competir con Dios, donde en parte puede equipararse a Él: cuando crea algo a partir de la nada, al igual que hace Dios. Y mientras esa tarea lo mantenga con vida, la enfermedad y la muerte no podrán vencerlo. ¿Cuánto tiempo me quedaba? Tenía que tocar el piano durante una hora y media; por tanto, debía vivir hora y media más...>>
...................

Fragmentos del libro "La hermana" 
Autor, Sándor Márai

domingo, 5 de junio de 2016

... ¿Qué sabe uno sobre la vida?


...  Nada que sea real. Vivimos entre fantasías idealizadas que parecen sacadas de tarjetas postales. El "amor" es una especie de sentimentalismo de claro de luna con los enamorados haciendo manitas, y también es un espectáculo carnal que ofrecemos en un sofocante ambiente de tenues luces rojizas, enseñando los dientes de manera fingida o sincera: eso es lo que nos dice la literatura, así se refleja en los teatros y los cines. Está Beatriz, el amor idealizado de Dante, y, por otro lado, también aquello que demuestra Boccaccio: que a Dante, en realidad le gustaban las mujeres de pechos opulentos. ¿Qué sabemos sobre esa fuerza que mueve a los humanos y que también tiene cierto significado para el universo? La llamamos amor y es la fuerza que empareja a los vivos y fecunda la materia del mundo. ¿Qué sabemos sobre su verdadera naturaleza? Vemos en la pantalla o el escenario a un caballero sabio y de avanzada edad sufrir con hidalguía a causa de la atracción que siente por una joven; o a una meretriz con expresión ávida y paso decidido, sus vestidos ondeando; o al galán que destroza corazones con una sonrisa fría; o a la mujer frígida, infeliz en su matrimonio e incomprendida, que despierta la llama del amor en un caballero interesante; o a la tontita que se arroja a los pies de un famoso actor de cine...  Pero todos los demás, presas del delirio de la pasión, beben lejía a toman dosis masivas de somníferos, dependiendo de su extracción social o educación. Sin embargo, más allá de las noticias de sucesos, las novelas, las obras de teatro y las películas, ¿qué sabemos sobre la verdadera naturaleza y las intenciones de esta fuerza?...  El sabio afirma que el amor es una de las manifestaciones de la locura, un ataque de nervios agudo que se supera con el tiempo; la literatura de cada época da un sentido distinto a esta pasión, la ennoblece, la califica como la manifestación más sublime o la más depravada del ser humano. Pero ¿Cuál es en realidad?...>>
..........................

Fragmento extraído del libro "La hermana"
de Sándor Márai