miércoles, 30 de noviembre de 2016

... Sensaciones


... Cómo duele otoño

Cuando no estás.

... Cuando baja la niebla.

... Cuando brilla el sol,

... Cuando llueve,

... Cuando nieva,

... Cuando eleva la luna,

... Cuando amanece,

... Cuando el verde dora,

... Cuando alfombra el suelo,`

... Cuando adormece el sol,

... Cuando vuela el viento,

... Cuando aviva el fuego,

Cuando no estás,

... Cómo duele otoño.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Riqueza Intelectual / Pobreza Intelectual



La lucha por la desigualdad (s. XVIII)

Los ricos hacían escuelas pero no permitían la asistencia a los pobres.
Construyen escuelas para ricos (tiempos de Dickens)

Apartan a los pobres de la Humanidad (siervos y señores) Robar, por hambre, un pequeño hurto llevaba a la cárcel. Los salarios eran tan bajos que comprar un pan suponía un imposible.

Los señoritos terratenientes no vendían el terreno heredado de abuelos y bisabuelos a espada y ambición. 

Las gentes de buena conciencia nunca hubieran guerreado o matado por ser más ricos, luego, se quedaron pobres y pobres de economía y cultura. Y, el poder de los ricos los excluyó.

¿Hoy como ayer?
.............................................
Notas, Gonzalo Pontón.

'La lucha por la desigualdad' es un trabajo de primer orden histórico; un análisis crítico y en profundidad que quiere descubrir al lector cómo las desigualdades que hoy nos toca vivir proceden de la esencia misma del sistema económico que se forjó en el siglo XVIII. Ese período, lejos de ser una etapa revolucionaria y de ilustración de las sociedades humanas, se convirtió en el primer paso para crear un modelo de sociedad que condenó definitivamente a las clases populares a la explotación, la incultura y la desigualdad. Una visión que repasa y compara la realidad en el campo, las ciudades, la educación, el pensamiento político y económico y la cultura en los distintos países de Europa y América.

jueves, 3 de noviembre de 2016

¿Qué es Chi kung - Qi Gong?



En la China antigua el término "Chi" se refería al aliento, la respiración y la energía vital que invade todo en la naturaleza. Muchas otras culturas lo definieron como el alma, aquello que no se ve, pero de cuya fuerza depende la salud y la felicidad del ser humano.

Desde tiempo inmemorial, los monjes guerreros chinos practicaron un tipo de gimnasia energética que se transmitía de modo secreto desde el maestro hasta el alumno aventajado. Hoy en día, el Chi kung engloba muchas de esas enseñanzas completadas y perfeccionadas.

Las secuencias de movimientos dinámicos y las posturas estáticas nos ayudarán a mantener la fuerza flexibilidad y equilibrio físico y mental independientemente de nuestra edad y capacidad física previa, en un método que es un excedente entrenamiento para enfrentarnos a un mundo occidental desde un sentimiento oriental.

Entendemos por Chi kung un tipo de gimnasia energética para mejorar la salud y alargar la longevidad del ser humano.
........................................................

Resultados y beneficios de una práctica regular

- Ayuda a mejorar y comprender el acto de la respiración.

- Aporta coordinación y concentración entre el cuerpo y la mente.

- Da elasticidad, forma y fuerza a todo el cuerpo

- Beneficia la higiene postural, la corrección y la propiocepción.

- Estiliza la figura y da mayor potencia física.

- Fortalece y mejora la espalda y ayuda a conseguir una mejor alineación     del eje.

- Puede utilizarse como prevención y rehabilitación de lesiones.

- Es un buen sistema para relajar y controlar el estrés.

- Regula la función de los órganos.

- Aporta equilibrio psicosomático y sensación de bienestar general.

- Mejora la vitalidad y el estado anímico.

- Recarga de energía

- Es útil en la prevención de enfermedades.

- Reduce el tiempo de convalecencia y favorece la recuperación posterior.

- Mejora numerosos estados patológicos.

- Conserva o recupera la elasticidad natural.

- Mejora la memoria.

- Incrementa la vitalidad y el buen humor.

- Mejora la calidad del sueño.

- Aumenta el rendimiento físico y mental.
...........................................................................

miércoles, 2 de noviembre de 2016

... "Si Dios puede poner a prueba a los hombres, ¿por qué los hombres no pueden poner a prueba a Dios?"


(...) Que los problemas de la menopausia era un cínico recordatorio (o una vejación) que los dioses hacían de la especie humana por haber alargado, quieras que no, su vida en exceso. Apenas cien años atrás, la esperanza de vida no llegaba a los cincuenta años y eran contadas las mujeres que sobrevivían veinte o treinta años a la pérdida de la menstruación. Las molestias que entraña vivir en un cuerpo cuyos ovarios y tiroides han dejado de segregar la cantidad normal de hormonas, y la posible conexión entre disminución del nivel de estrógenos tras el climaterio y la enfermedad de Alzheimer no son cuestiones de importancia capital.

Para la mayoría de las personas asegurarse el sustento diario es una necesidad mucho más perentoria. Claro que, contemplado desde este punto de vista, ¿resulta que el progreso de la medicina lo único que ha logrado, en definitiva, es evidenciar, diversificar y complicar los problemas de la especie humana? (...)
.......................................................
Fragmento del libro "Después del terremoto"
  (Haruki Murakami)

(...) Si Dios puede poner a prueba a los hombres, ¿por qué los hombres no pueden poner a prueba a Dios? (...)