viernes, 30 de diciembre de 2016

... Doce frases del genio Stephen Hawkings



1. "Inteligencia es la habilidad de adaptarse a los cambios".

2. "Dios no solo juega a los dados con el universo: a veces los arroja donde no podemos verlos".

3. "La gente no tendrá tiempo para ti si siempre estás cabreado y quejándote".

4. "Uno no puede discutir con un teorema matemático".

5. "La raza humana necesita un desafío intelectual. Debe ser aburrido ser Dios y no tener nada que   descubrir".

6."Las personas tranquilas y silenciosas, son las que tienen las mentes más fuertes y ruidosas".

7. "Al memorizar algo aumentamos el desorden del universo"

8. "Si los extraterrestres nos visitaran, ocurriría lo mismo que cuando Cristóbal Colón desembarcó en América y nada salió bien para los nativos americanos".

9. "Mujeres, ellas sí son un completo misterio".

10. "Me he dado cuenta que incluso las personas que dicen que todo está predestinado y que no     podemos hacer nada para cambiar nuestro destino, igual miran antes de cruzar la calle".

11. "No tengo miedo a la muerte, pero yo no tengo prisa en morir. Tengo tantas cosas que quiero hacer antes".

12. "Las personas que se jactan de su cociente intelectual son unos perdedores".



miércoles, 21 de diciembre de 2016

... Todas las flechas de su carcaj me han alcanzado


<<... Entre mi nieto y yo el vínculo se ha roto, mi hijo, el padre de mi nieto está muerto. Mi nuera se casará con otro hombre. Mi nieto tendrá un nuevo padre, cuyo padre no soy yo. La casa de mi hijo no es mi casa. En lo que se refiere a mi hija, hasta el médico me ha dicho que la medicina no puede curar su enfermedad. Mi otro hijo probablemente esté muerto. Y el más pequeño aun cuando le fuera mejor, estaba enfermo. En mitad de Rusia, en medio de los peligros de una guerra, sin duda alguna habrá perecido. ¡No, amigos míos! Estoy solo y quiero estar solo. Todos estos años he amado a Dios y Él me ha odiado. Todos estos años le he temido. Ahora ya no puede hacerme nada. Todas las flechas de su carcaj me han alcanzado. Ya solo puede matarme. Pero para eso es demasiado cruel. Yo viviré. Viviré. Viviré.

-Pero su poder no es solo de este mundo. ¡Ay de ti, Mendel, cuando estés muerto!
Entonces Mendel rió con todo el pecho y dijo;
-No tengo miedo al infierno. Mi piel ya está quemada. Mis miembros ya están paralizados. Y los malos espíritus son mis amigos. Todas las penas del infierno las he sufrido ya. Más indulgente que Dios es el demonio. Como no es tan poderoso, no puede ser tan cruel. ¡No tengo ningún miedo, amigos míos! ...>>

.......................................
Fragmento del libro Job, de Joseph Roth
 (Historia de un hombre sencillo)

... El muñeco de nieve se acercó a la hoguera


lunes, 19 de diciembre de 2016

... Job



<<... Y ante los pálidos reflejos de la Casa Blanca se quedaba pegado como una pobre mancha gris. Mendel ya era demasiado viejo para contemplar esto y aquello con los ojos abiertos Creía lo que le decían sus hijos de que América era la tierra de Dios, Nueva York la ciudad de los milagros y el inglés la lengua más hermosa. Los americanos eran gente sana. Las americanas, bonitas. El deporte, importante. El tiempo, valioso. La pobreza, un vicio. La riqueza, un mérito. La virtud, la mitad del éxito. La fe en en uno mismo, un éxito completo. El baile, higiénico. Patinar sobre ruedas, una obligación. La beneficencia, una inversión de capital. El anarquismo, un delito. Los huelguistas, enemigos de la humanidad. Los agitadores, aliados del demonio. Las máquinas modernas, una bendición del cielo. Edison, el genio más grande. Pronto los hombres volarán como pájaros, nadarán como peces, verán el futuro como los profetas, vivirán en una paz eterna, y en perfecta armonía construirán rascacielos que llegarán hasta las estrellas. El mundo será muy hermoso...>>
...............................

Fragmento del libro de Joseph Roth 
Job - Historia de un hombre sencillo

sábado, 10 de diciembre de 2016

SCROOGE. Cuento de Navidad



      Una vieja película que, tristemente, no ha quedado anticuada 

  

miércoles, 7 de diciembre de 2016

... Donde no me hagan daño las luces de colores


Quiero una Navidad donde no me duela escuchar una rumba. Donde no me hagan daño las luces de colores, como en aquellas Navidades de antaño. Con la casa repleta de mi gente, con menos artificio, sin tanto banquete. Riendo, saltando, bailando, cantando. Donde no falte nadie como en aquellas Navidades de antaño.

Donde una pantalla no presida la mesa, conectada a la otra cara del mundo, desde donde te veo y te escucho sin estar conmigo.
.....................................
Soñar, soñar las rumbas de  la Navidad como en aquellas Navidades de antaño.