lunes, 20 de noviembre de 2017

... No tienes nada que ver con las cosas de mi mundo



No tienes nada que ver con las cosas de mi mundo;
y sin embargo mi mundo ya eres solamente tú.

Llegaste a mí
como una luz, como una primavera nueva, como un mes de abril,
como una lluvia de verano, como un agua fresca en el calor,
como una sombra en el camino, como una canción.

Y el corazón,
saltó de miedo, de locura, de felicidad y de pasión;
ya no recuerda la locura de la soledad y del desamor,
se convirtió la noche oscura en un radiante sol.

No tienes nada que ver con lo que siempre soñaba,
y sin embargo mis sueños ya son solo para ti.
.........................
Jose Manuel Soto

jueves, 16 de noviembre de 2017

... Enamorarse


<<... Pasó la noche y la mañana en un estado de inconsciencia total, sintiéndose completamente al margen de las exigencias materiales de la vida. No había comido en todo el día, llevaba noches sin dormir, completamente desligado de su cuerpo: se movía sin ningún esfuerzo de sus músculos y se creía capaz de todo. Estaba convencido de que, en caso de que fuera necesario, podía echar a volar o mover la esquina de una casa. Pasó el resto del tiempo paseando por las calles, consultando el reloj a cada momento y volviéndose a uno y otro lado.

Y lo que vio entonces no volvió a verlo nunca más. Lo que más le llamó la atención fueron los niños que iban al colegio, unas palomas azules, que bajaban volando de los tejados a la acera, los bollos espolvoreados de harina que una mano invisible había puesto en un escaparate. Esos bollos, esas palomas y esos niños parecían venidos de otro mundo. Y todo sucedía al mismo tiempo: un muchacho se acercaba corriendo a una paloma Y le miraba con una sonrisa en los labios; la paloma agitaba las alas y echaba a volar, centelleando a la luz del sol, a través del fino polvo de nieve que temblaba en el aire; y un olor a pan recién horneado salía del escaparate, donde de pronto aparecían los bollos. 

Y la impresión de conjunto era de una belleza tan asombrosa que él reía y lloraba de alegría. Después de dar un gran rodeo volvió de nuevo al hotel, puso el reloj delante y se sentó a esperar que dieran las doce para ir a su encuentro, como habían quedado. El trineo era alto y ligero...>>
..................................................................................

Ana Karenina  (León Tolstói)

jueves, 2 de noviembre de 2017

... Porque estoy viva


<< ... Tengo 63 años... Porque estoy viva.
Puedo sentir, tocar, ver, oír y oler; cuidar de mí misma: Hay campanillas de febrero floreciendo en el jardín y la primavera está en camino. Lo puedo ver. Observar el milagro anual y sentir que el sol va saliendo más cálido a medida que transcurren las semanas. Y como estoy viva, veré el desarrollo de todo eso y formaré parte de este milagro.
Recordó la anécdota del entrañable MAURICE CHEVALIER. "¿Cómo se siente uno al cumplir setenta años?",  le preguntaron.
"No demasiado mal. Sobre todo si tenemos en cuenta la otra alternativa."
Pero Penélope se sentía mil veces mejor que "no demasiado mal." Ahora, vivir ya no será solamente la existencia que uno daba por garantizada, sino que se había convertido en una prima, un regalo, donde cada día que pasaba era un experiencia para saborearla. El tiempo no dura siempre. No debo desperdiciar ni un solo momento, se prometió. Nunca se había sentido tan fuerte, tan optimista. Como si fuese joven otra vez, como si empezase de nuevo y algo maravilloso estuviese a punto de ocurrir...>>
....................................................
Rosamunde Pilcher  "Los buscadores de conchas"

... Llegarán, no para pintar la bahía



<<... Yo y mi generación y la generación siguiente hemos llegado todo lo lejos que podemos llegar. La perspectiva de la revolución que va a tener lugar en el mundo del arte es algo que me llena de enorme excitación. Me gustaría ser de nuevo un hombre joven solo por esa razón. Poder ver todo lo que va a pasar. Porque un día llegarán. Al igual que llegamos nosotros. Jóvenes con brillantes sueños, profunda percepción y con enorme talento. Llegarán, no para pintar la bahía, el mar, las barcas y los malecones, sino el calor del sol y el color del viento. Un concepto completamente nuevo. Gran estímulo. Gran vitalidad. Maravilloso. Y yo habré muerto antes incluso de que empiece...>>
...............................
Rosamunde Pilcher  "Los buscadores de conchas"

miércoles, 1 de noviembre de 2017

La leyenda del hilo rojo del destino y la luna


Existen muchas leyendas asiáticas y en particular leyendas japonesas. Son variantes de una hermosa creencia que merece ser compartida. Esta es una de ellas.

1. La leyenda del hilo rojo del destino y la luna

La primera variante, la leyenda china, versa acerca de un anciano milenario que habita en la luna y que, cada noche sale en busca de almas que habitan en la Tierra que están destinadas a juntarse.
Cuando las encuentra y se da cuenta que son la una para la otra, las une con un hilo rojo para que no se pierdan, para que no se separen nunca. Para que un día, ese hilo empiece a tirar uno del otro para propiciar el esperado encuentro. Y entonces...  ¿qué ocurrirá? Solo los que estén amarrados por ese hilo, podrán saberlo.

 «Un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo se puede estirar o contraer, pero nunca romper».

"Cuando las almas se tienen que encontrar, el destino acerca los mundos, borra la distancia, une los caminos y desafía a lo imposible"

lunes, 30 de octubre de 2017

... Cartas al destino


... Aquí estoy en la madrugada de los días, escribiéndote destino. Cartas al destino en el silencio de las primeras luces de la mañana, en mi cuarto de Shanghái. Volcándome en mi bloc de notas, mientras el sol va tomando altura y por la ventana se cuela cierto aroma a glutamato mezclado con sonidos de música relajante, los vecinos de la comunidad hacen Tai Chi, Chi Kung en el parque de abajo entre  las sombras de la espesura de los árboles... 

Y esa presión, de nuevo, en mi mano derecha, en la palma, en el dorso, enlazando mis dedos en otros dedos, mi palma en otra palma, mi dorso en otro dorso, esa presión dirige ahora mi bolígrafo azul metalizado con la fuerza de dos manos, la mía y otra..., y es como si mi boli escribiese solo, y las palabras fluyen por el cuaderno a toda prisa, corriendo por el interlineado como sin tiempo, llenando una y otra línea, y otra, y otra página. Ya no existo, escribe...

Ya no existo, escribe, ya no estoy en el mundo de los vivos. Alguien me ha pensado, alguien a quien yo deseaba mucho, a quien he buscado mucho, a quien he extrañado mucho, a ti que has vivido sin mí, a ti y a mí que hemos vivido sin nosotros... Cuántas preguntas al aire, al viento que va y viene tocando todos los recovecos del mundo. Cuántas veces los pensamientos se han ido hasta donde el horizonte termina, hasta la línea infinita y circular, entre todos sus giros, entre los giros de la madre Tierra ..., buscándote.

sábado, 28 de octubre de 2017

... Septiembre ha llegado



Septiembre ha llegado, le pertenece a ella cuya vitalidad salta en otoño.
Cuya naturaleza prefiere
Árboles sin hojas y un fuego en la chimenea.
Por ello le doy este mes y el próximo
A pesar de que todo mi año debería ser para ella quien ya ha convertido
En intolerables o perplejos muchos de sus días
Pero otros muchos en muy felices
Quien ha dejado un aroma en mi vida, y ha dejado mis muros
Danzando sin fin con la sombra de ella
Cuyo pelo se asemeja en todo a mis cascadas
Y los besos recordados siembran todo Londres
................................
Louis MacNeice

lunes, 23 de octubre de 2017

... Si supieras (cartas al destino)



No consuela eso que cuenta Rosamunde Pilcher en
"Los buscadores de conchas"
"Era bueno y todo lo bueno no se pierde nunca. Permanece parte de la persona, se convierte en parte del carácter. Así una parte de ti va conmigo a todas partes. Y una parte de mí es tuya para siempre..."

No, no consuela. No quedamos en no volver a saber nada el uno del otro, no quedamos en eso, no quedamos en nada. Fue la ausencia la que nos dejó, pero sin culpa, sin la culpabilidad de nadie.

-Escribe aquello que desees, escríbelo en papel.

Y escribo: deseo saber de él, ponlo aquí delante de mis ojos y deja que me reconozca, que nos reconozcamos los dos entre las huellas del tiempo, de tanto tiempo. Prepara ese deseado encuentro. Situanos frente a frente y deja que nos miremos recordándonos, adivinándonos, reconociéndonos. Después, después deja que hablemos serenamente, sosegadamente, déjanos, permite que nos contemos cosas, cosas de antes, cosas de durante, cosas de después, cosas de ahora mismo...
Si no, hazme saber si él ya no está entre nosotros aunque esto último yo no quiera ni oírlo.

miércoles, 4 de octubre de 2017

... Saber mirar


<<... los ojos de Blanca hablaban y hablaban con total transparencia, solo hacía falta que la persona que tuviese de frente supiera mirarlos y no todos saben mirar. Hay que saber mirar en la profundidad de los ojos de ciertas personas como Blanca. Y, sí, con su bata rosa del uniforme Blanca era única también, desprendía un atractivo personal que resplandecía con brillo propio por encima de todas esas bellezas que hacen flaquear a los hombres. Y así la veía Miguel. Y así la veía Tomy y así la veía Bea, y así la veían aquellos que le prestaran un poco más de atención a esa expresión a ese aire de ternura que cautivó a Miguel nada mas verla...>>
..............................
fragmento de Los hilvanes del tiempo

sábado, 30 de septiembre de 2017

... Mientras lo pensaba que era siempre


<<... Cómo le hubiese gustado poder escribirle cartas de colores, de los colores del nuevo Pub inglés, de los colores del otoño, de los colores que ornamentan los lazos de las vitrinas, del color del papel de envolver las tartas, del color de su coche, del color del cenicero amarillo, del color del estudio fotográfico, del color de sus ojos, del color de su guitarra, del color del ascensor, ese que, en cada noche que la acompañaba hasta la misma puerta, la elevaba hasta el cielo.

Cartas del color de la calma mientras lo sentía caminando por el estudio, mientras lo pensaba que era siempre. Cuánto le hubiese gustado recibir sus cartas mientras pasaba el tiempo y ella crecía, mientras pasaba el tiempo y se esperaban, mientras pasaba el tiempo y cumplían años, y después, después el vendría para llevársela con él y entonces Blanca dejaría de sentir ese frío en el alma ...>>

.......................................
Fragmento extraído de - Los hilvanes del tiempo -

jueves, 28 de septiembre de 2017

... Esa luz


... y, era como si la esencia de Madrid, esa ciudad que ya había hecho suya, hubiera dejado de existir. A Blanca se le apagó la luz, esa luz que iluminó el otoño de sus diecinueve años, esa luz que irradió toda su persona, esa luz que nunca habían visto sus ojos ni habitado sus sentidos ...
(Los hilvanes del tempo)

viernes, 22 de septiembre de 2017

... Al día le quedaban muchas horas



"Primero en el desayuno con Maruja y ahora con Tomy. Sentía como que le caían cosas encima sin haber un porqué y no quería nada más que poder restarle importancia diciéndose a sí misma que a veces los días salen así, de punta, y, siendo como eran casi las nueve de la mañana al día todavía le quedaban muchas horas.
Al volver la esquina vio a Luis que ya estaba esperando frente a la pastelería, comenzaba la jornada de trabajo. Y vio también el coche destartalado de Miguel y sonrió. Comenzaba el día"
..............................
fragmento de la novela - Los hilvanes del tiempo -

martes, 19 de septiembre de 2017

... El silencio




Aunque mi cariño no tenga
el premio de tus besos,
y aunque nunca mis palabras
repercutan en tu pecho, 
yo lo mismo he de quererte, 
con los ojos, con el alma, 
sin palabras y en silencio.

Como quieren los que sufren,
porque te llevo en mi vida
como si fueses un sueño,
como si todo lo tuyo
se adormeciera en tu pecho.

Benditas son las noches
que me traen tus recuerdos,
cuando a solas y en mi cuarto
sin mirarte yo te veo,
por ese viajero incansable 
que se llama pensamiento
que te seguirá a todas partes
para cubrirte de besos.

Como labios helados
por el frío de la muerte.
Como la despedida forzada
de dos seres que se aman locamente,
todo eso sentí yo
al saber que te quería.



Imposible se me hizo
lograr tener tu cariño,
imposible comprenderte
y ese era mi martirio.

Por que tú me has enseñado
a quererte desde lejos,
con los ojos, con el alma,
sin palabras y en silencio.


(POEMA DE AUTOR DESCONOCIDO)

jueves, 14 de septiembre de 2017

... Y vuelves


Y vuelves a aquella calle, al portal 22, y te sitúas frente al aparcamiento, y lo ves, aunque no está lo ves, y vuelves a sentir aquellos latidos de entonces saltándote en el pecho... Y allí frente al portal 22 percibes cómo algo o alguien te toma de la mano, la mano derecha, y entrecruza los dedos y la presiona como protegiendo...
¿Cómo no volver por aquel lugar donde el corazón dejó sus mejores latidos...?
......................................................
El color del cristal

jueves, 7 de septiembre de 2017

... ¿Puedo llamarte Blanqui?


<< -Miguel... ¿Podemos hablar de tu físico?
Miguel expulsó despacio una bocanada de humo mentolado y siguió la nubecilla con la mirada como si no hubiese oído lo último que había dicho Blanca, en ese silencio contenido en unos segundos que a Blanca se le hicieron eternos acababan de entrar tres chicas en el Pub y allí plantadas delante de la mesa miraban con descaro a Miguel, como gastándolo, como pasmadas... las tres chicas se sentaron en la única mesa que estaba disponible al otro lado de la barra. Miguel miró a Blanca con el mismo descaro que las tres chicas lo miraron a él.
-¿Puedo llamarte Blanqui...? >>

domingo, 27 de agosto de 2017

... Mi primera novela romántica - Los hilvanes del tiempo -




Él estaba ahí sentado a mi mesa


Los hilvanes del tiempo nos cuenta la historia que transcurre por los mundos de Blanca atravesando el tiempo y la vida. La vida, que, en el transcurso de un mes y medio, en el otoño de 1975, le da un vuelco en el que ya nada volverá a ser como antes era. Solo hubo un hombre con el que ella hubiera podido marcharse al fin del mundo, pero eran otros tiempos...

A Blanca Olivar todavía le sobrecoge ver una abolladura en el capó de un coche. Pasar delante de un estudio fotográfico. Escuchar los acordes de una guitarra. Respirar el humo mentolado de un cigarrillo. Encontrarse con una chaqueta de cuadros azules y blancos, un pañuelo palestino, un traje de color gris plata, un cenicero amarillo de plástico duro, un encendedor Clipper negro...

Encontrarse con el vaivén de las cabinas del teleférico de Madrid. Cualquier artículo, cualquier documental, cualquier película, cualquier información donde se nombre o aparezca la palabra Canadá. Canadá ha ocupado, y siempre lo hará, un lugar importante en la memoria de Blanca. 

jueves, 27 de julio de 2017

... Yo fui amante de un sosias


Amar a un sosias, a una vaina a una hojarasca. Yo amé a un sosias y por amor yo me convertí en su amante y en mi perdición..., solo por su envoltura, por su imagen.
Aquel vendedor ambulante de productos de peluquería y cosmética, tenía buena figura, muy buena presencia, don de gentes y éxito entre todas las mujeres de su gremio y fuera de él. Pasaba los días alardeando donjuanismo, proclama que él "vive de las mujeres". En nada respeta estar casado, para él su trabajo era como ir todos los días a ligar a las distintas discotecas de Madrid. Para eso se viste y se prepara, cuidadosamente, cada día, gastando espejo.

Todo lo que yo había odiado siempre en los hombres, todo lo que yo respetaba en los hombres, todo lo que yo tenía como meta para ser respetada entre los hombres lo perdí. Lo perdí, me perdí en él cuando lo tuve delante, porque ya era la única forma de tenerlo, de retener el pasado, mi pasado.

El representante de productos de peluquería era veintisiete años menor que yo y veinte años menor que su sosias. Cuando sus ojos estuvieron delante de mis ojos, me perdí, me perdí en ellos, porque esos ojos eran sus mismos ojos, esa cara era su misma cara, sus mismos gestos, su misma mirada, su misma estatura, su apostura, su mismo todo, aunque ese todo, no dejaba de ser solo un envoltorio pero su mismo todo, idéntico.

¡Puta vida! Le eché la culpa, culpabilicé a la vida, al destino de las casualidades, por enredador, por plantarme delante la impactante presencia del sosias, de aquel hombre idéntico al de hace tantos años. La vida, el destino caprichoso tuvo la culpa de todo, y de que yo me perdiera, que me perdí.

sábado, 22 de julio de 2017

... Pienso si lo que estoy viviendo no es un sueño...



Fueron publicadas en 1926, pero no figuran entre sus "Poesías completas" pese a ser uno de sus libros más intensos y apasionantes.
La única obra en prosa de Alfonsina Storni (ella no le daba importancia a estos escritos, no los valoraba como obra literaria).

Nota de la autora, referente a este libro de poemas en prosa.
-Escribo estas líneas como un médium, bajo el dictado de seres misteriosos que me revelaron sus pensamientos. No tengo tiempo de razonarlos. Se atropellan y bajan a mi mano a grandes saltos. Tiemblo y tengo miedo.

Tema "El ensueño"
"Estoy en ti. Me llevas y me gastas. En cuanto miras, en cuanto tocas, vas dejando algo de mí. Porque yo me siento morir como una vena que se desangra."

"He pasado la tarde soñándote. Levanto los ojos y miro las paredes que me rodean, como adormilada. Las fijo en cualquier punto y vuelven a transcurrir las horas sin que me mueva. Por fuera anda la gente, suenan voces... Pero todo eso me  parece distante, apartado de mí, como si ocurriera fuera del mundo que habito."

"Es media noche. Estoy separada de ti por la ciudad: espesas masas negras, ringlas de casas, bosques de palabras perdidas pero aún vibrando, nubes invisibles de cuerpos microscópicos. Pero proyecto mi alma fuera de mí y te alcanzo, te toco. Tú estás despierto y te estremeces al oírme. Y cuanto está cerca de ti se estremece contigo."

Tema "Plenitud"
"Demoro verte. No quiero verte. Porque temo destruir el recuerdo de la última vez que te vi."

"Te veo en cada cosa. Todo me sugiere tu pensamiento. He levantado los ojos y sobre el techo de la casa vecina visto el tanque que guarda el agua corriente venida del río. Pienso que acaso estuviste ayer a su orilla y las gotas que tus ojos miraron hayan surtido a aquel depósito."

"Pienso si lo que estoy viviendo no es un sueño. Pienso si no me despertaré dentro de un instante. Pienso si no seré arrojada a la vida como antes de quererte. Pienso si no me obligarás a vagar de nuevo, de alma en alma sin encontrarte."

Tema "Agonía"
"He vuelto sola al paseo solitario por donde anduvimos una tarde cuando ya oscurecía. He buscado, inútilmente, a la luz de una luna descolorida, sobre la tierra húmeda, el rostro de nuestros pasos vacilantes."

"A media noche, envuelta en paños oscuros para no ser advertida, rondé tu casa. Iba y venía. Tus persianas, tus puertas, cerradas... Como el ladrón, en puntillas, me acerqué, una, dos, tres veces, a tocar las paredes que te protegían."

Tema "Noche"  (en el libro último poema)
"No volverás. Todo mi ser te llama, pero no volverás. Si volvieras. todo mi ser que te llama, te rechazaría. De tu ser mortal extraigo, ahora, ya distantes, el fantasma periforme que me mira con tus ojos y acaricia con tus manos, pero no te pertenece. Es mío, totalmente mío. Me encierro con él en mi cuarto y cuando nadie, ni yo misma, oye, y cuando nadie, ni yo misma, ve, y cuando nadie, ni yo misma, sabe, tomo el fantasma entre mis brazos y con el antiguo modo de péndulo, largo, grave, y solemne, mezo el vacío..."

sábado, 15 de julio de 2017

... Era ella. Reminiscencias del gran Chaplin por el centro de Madrid

Es el mes de julio, mediados de julio. Ayer a las 16:00 horas el termómetro entre sol y sombra en el centro de Madrid, allí, en la calle Gran Vía, marcaba 47º. Cinco veces tuve que mirarlo. Yo acababa de salir del metro, me había quedado "helada" dentro de los vagones de la L-2. Cuando salí a la superficie y, mientras escrutaba dicho termómetro, me sacudió una ráfaga de viento que parecía proceder de un calefactor a la máxima potencia. No sabía dónde meterme... Llegó un autobús, un autobús cualquiera, no me importaba qué número llevaba en el frente, ni dónde iba. Solo quería volver a esos escasos 20º que había dejado en el subsuelo. Y allí pasé unas horas de la tarde del viernes, hasta la puesta de sol, metida en los autobuses al amparo de sus 14 o 17 grados sobre cero.
Cuando bajé del autobús volví a ver a Geraldine Chaplin, sí, esa misma, la que hace de Tonia en Doctor Zhivago, la actriz favorita de Carlos Saura, la hija del gran Charlot. La he visto varias veces; menuda, ágil, de ojos vivarachos, camina rápido como con prisas, por el atuendo yo diría que va al gimnasio o similar, aparenta una edad difuminada saltando muchas décadas. Su sola presencia rezuma arte..., y deja entrever fotogramas en blanco y negro del cine mudo en la figura de su padre. No era efecto del calor de la calle,ni del frío del aire acondicionado del autobús. Era ella.

Wayne Dyer

... Tus Zonas Erróneas

12-Retrato de la persona sin zonas erróneas

  • Están demasiado ocupados para fijarse en lo que hacen sus vecinos.
  • Disfrutan todo lo que les da la vida; se sienten cómodas haciendo cualquier cosa y no pierden el tiempo quejándose o deseando que las cosas fueran de otra manera.
  • Están libres del sentimiento de culpa y de los acontecimientos que ocurrieron en el pasado.
  • No se atormentan con preocupaciones. Algunas circunstancias por las que otras personas pasan pensando horas y horas,  a penas les afectan.
  • No tienen necesidad de aprobación de los demás.  
  • Se ríen y hacen reír de casi cualquier cosa y situación, de acontecimientos absurdos y de los más serios y solemnes.
  • Se aceptan a sí mismas sin quejas. Aceptan que son seres humanos y que serlo implica ciertos atributos humanos. Saben cuál es su aspecto físico y lo aceptan.
  • Aprecian la naturaleza. Les encanta estar al aire libre disfrutando, corriendo, paseando o haciendo cualquier cosa que no la perjudique.
  • No tienen compromiso emocional con los problemas. Aceptan que son parte de la vida y eso les permite superarlos con facilidad.
  • No necesitan llamar la atención sobre sí mismos y no critican, son hacedores.
  • Ayudan a los demás. Persiguen el cambio social pero no se preocupan por los problemas por las noches ni piensan en las injusticias sin tomar acción.
  • Son honestos, no pretenden mentir ni evadirse.
  • Creen que lo que son es su propia responsabilidad y nunca culpan a los demás de lo que les pasa.
  • Tienen altos niveles de energía. Necesitan poco sueño y están sanos.
  • Son muy curiosos, siempre buscan cosas que saber, hacer y aprender.
  • No tienen miedo al fracaso y se arriesgan a adentrarse en lo incierto y desconocido. No equiparan los resultados externos con su éxito como ser humano.
                ..............(publicado en 1976)...............

jueves, 13 de julio de 2017

... Fidelidad



<<... La fidelidad es el esfuerzo de un alma noble
 para igualarse a otra más grande...>>
.............................

- Goethe -

............................

<<... El amor tiene un lugar destacado y
 la fidelidad es propia de los más inteligentes...>>

...........................

- Anónimo -

.........................

viernes, 7 de julio de 2017

... Es posible


Es posible hacer más sin trabajar más horas.

Es posible conseguir que las personas participen más por propia iniciativa.

Aumentar el ratio de buenas ideas.

Evitar las interrupciones sin cerrar las puertas.

Es posible que la información viaje a la velocidad del rumor.

Sentir el trabajo como un juego.

Es posible mantener una mente despierta.

Es posible hacer aún mejor lo que podemos hacer.

Trabajar más eficazmente.

Pasar más tiempo haciendo camino al andar que contemplando nuestras huellas.

Es posible ser productivo sin necesidad de madrugar más.

Sentirse como si fueran las diez de la mañana cuando son las cuatro de la tarde.

Es posible ser feliz en el trabajo.

Liberar y mejorar el talento.

Es posible que el proceso no sea un obstáculo para el resultado.

Todo eso es posible.
...............................................

(Anónimo)

miércoles, 28 de junio de 2017

... Malditos adultos


Yo iba en el autobús, Lucy también. Ella me dijo cómo se llamaba, cuando yo, sin saber qué decirle creí necesario hablar con ella de lo que fuera. La niña tenía las lágrimas colgando de las pestañas, y luchaba por sujetarlas, porque no bajaran rodando por las mejillas. No lo consiguió.
-¿Puedo ayudarte? -le dije bajito.
-No -dijo Lucy
Le temblaba la voz.
-Me llamo Lucía -dije yo.
-Yo también -dijo ella- me dicen Lucy
-Tenemos un nombre precioso, no sé si te has parado a pensarlo, es uno de los nombres más bonitos que existen en el mundo, está lleno de luz.
Lucy sonrió apenas.
-¿Y cuántos años tienes Lucy, 10, 11?
-Huy, no. Acabo de cumplir 13.
-Pues pareces más pequeña.
Lucy volvió a esbozar una tímida sonrisa.
-¿Puedo saber por qué está tan triste una chica tan jovencita y tan guapa?
-Bueno..., sí. Me he escapado de la boda de mi padre -hablaba entre sollozos-, él se ha casado con una mujer que no es mi madre.
-Entiendo. Eso te ha entristecido.
-No, eso no. Mi padre, nada más verme aparecer en la ceremonia, me cogió por un brazo, me llevó a un sitio apartado y me ordenó y me rogó, que si alguien me preguntaba, quién era yo, dijera que era sobrina del novio, y, que tuviera cuidado en que no se me escapara un "papá" que él, allí en la boda, era mi tío. Y me vine a coger el autobús para irme a casa, a casa de mis abuelos maternos.
"Malditos adultos obstinados en vivir por encima de todo" Solo lo pensé, no pude pronunciarlo, no quería herir más a la niña. Solo pude acompañarla a casa con su consentimiento.

... Rayuela








Todas querían ser esa mujer despeinada que nadaba en ríos metafísicos, mientras, expectante, los ojos de Oliveira esperaban que el azar estuviera de su lado para ver su silueta cruzar el Pont des Arts. Ella era capaz de romper los puentes parisinos con sólo cruzarlos.


Julio Cortázar nació hace 100 años y uno de sus grandes legados fue Rayuela, una pieza lúdica, de encuentros azarosos y una tabla de navegación que permitía al lector tomar el timón de su lectura. Esta novela no sólo rompió esquemas de escritura, lenguaje y lectura, también fue capaz de idealizar a una mujer, con la misma vena “fatalista” que los poetas malditos, pero con el absurdo del patafísico Alfred Jarry.



Ya pasaron 50 años de los encuentros parisinos entre Horacio Oliveira y Lucía, pero esta musa metafísica sigue cautivando generaciones de mujeres que viven bajo el eterno complejo de La Maga

Rayuela
“A los primeros lectores de Rayuela, una generación anterior a la mía, les sirvió como una suerte de educación sentimental de su época. Para esa generación con ciertas pretensiones intelectuales, tanto el modelo de Oliveira como el de La Maga se convirtieron en iconos de un modo de ser contemporáneo de vanguardia, que rompía esquemas”, opina la escritora, quien adjudica la fascinación que despierta el personaje, por la manera que Cortázar tiene de presentarla: “una mujer para ser admirada, para ser reverenciada, que te hechice como hada mágica. Es esa mirada masculina que cifra en la mujer una suerte de misterio y que se relaciona con ella sin realmente tener un entendimiento”.

“Nunca fue un modelo para mí. Sí ​en cambio, era un modelo​ la novela donde ​La Maga flota, como una ilusión​. Esa novela​ juguetona, movible, lírica, cargada de ideas, de humor, de alegría juvenil, me marcó”. 


La Maga ha fascinado a hombres y mujeres, ha inspirado blogs, ensayos y conferencias, a pesar de que este personaje está alejado de toda perfección y en ocasiones es minimizado por el mismo Oliveira, por su falta de cultura. Pero en el instante en que ella desaparece, la mujer pasa a un terreno más celestial y se convierte en ese amor platónico, que ni el azar podrá volver a juntar.

Hace unos años, La Nación de Argentina publicó una entrevista con una mujer octogenaria de nombre Edith Aron, la verdadera Maga. Ella habló de sus encuentros con el argentino, muchos gobernados por el azar, otros no, y que el autor efectivamente le dijo que se había basado en ella para Rayuela y que la muerte de Rocamadour significaba la muerte del amor de Oliveira por Lucía.

Con RayuelaCortázar ha inspirado a escritores de todo el mundo, y si bien La Maga fue el arquetipo femenino que volteó “como calcetín” la mente de muchas jóvenes de su tiempo y de la siguiente generación, el influjo se ha diluido, naturalmente, con el tiempo; pero no lo suficiente para desaparecer. Hoy en las redes sociales pueden encontrarse aún decenas de Magas que nadan en ríos metafísicos y cruzan puentes confiadas en que el azar las lleve a encontrar a un Oliveira con el que jueguen a ser cíclopes mientras sus bocas luchan tibiamente.

... Snob



Cuánto le había dolido que Luciana no fuera a despedirla al barco, Luciana era una snob, eso no lo podía aguantar, en nadie.
-¿Qué entendes por snob? Preguntó Oliveira, más interesado.
-Bueno -dijo la Maga, agachando la cabeza con el aire de quien presiente que va a decir una burrada- , yo  me vine en tercera clase, pero creo que si hubiera venido en segunda Luciana hubiera ido a despedirme.
-La mejor definición que he oído nunca -dijo Oliveira
....................................
Fragmento de "Rayuela" de Julio Cortázar

sábado, 17 de junio de 2017

... 11 - 11 - 11



<<... Amparo lo decía siempre. Una de las cosas que más le gustaría hacer en esta vida, era poder comprar tiempo, unos cien años, y volver después, poder ver cómo estaban las cosas, ver cómo sería la vida, verlo todo.

Como cualquier persona que va planificando su vida, ella iba pensando que podían congelarla ahora que era joven, así, cuando "resucitara" podría tener la energía, la apariencia, la fuerza, el entusiasmo juvenil, y la vida por delante...

En este mismo año, el azar o el destino llenaron su vida de dinero en el gran sorteo de lotería de la O.N.C.E del 11-11-11. Tanto, que podía vivir tres vidas como la que llevaba sin preocuparse de la economía.

Buscó el mejor abogado, y juntos iniciaron un peregrinar por el mundo de "la Ciencia de la Criogenización" Lo que para Amparo supuso -dormir una noche- en la vida real habían transcurrido noventa y nueve años... Noventa y nueve años durmiendo.

Cuando fue consciente de su vuelta a la vida, se vio rodeada de máquinas y pantallas. Las pantallas hablaban un idioma que Amparo no alcanzaba a distinguir. Las máquinas la observaban y la manejaban de aquí para allá sujeta a una especie de tubo metálico acristalado.

Las mismas máquinas la liberaron del tubo, echándola a la basura junto con otros residuos, en un vertedero de virutas metálicas en medio de un descampado. Y Amparo lloró, porque por fin pudo ver el cielo, y la luna y las estrellas, y las nubes y el suelo de tierra. 

Y nada más pisarlo, aquello empezó a moverse con rapidez, al mismo tiempo que una red metálica sellaba todo el vertedero e impedía todo intento de escapar de allí. Avanzaba a una gran velocidad en dirección a una trituradora. Mientras aquel turbión aspiraba a Amparo, pudo ver, fugazmente, fragmentos de su "experiencia" escritos en su idioma en una maldita pantalla del lateral...>>
...................................................
Fragmento "Reliquia" del libro Charlas con mi espejo

viernes, 16 de junio de 2017

... El pasado, pasado está


El pasado, pasado está. Sin embargo, no va a ser fácil soldar las vidas rotas, los destinos truncados, los desarraigos sufridos y las identidades anuladas. Pero, ¿y el presente? ¿Cuántos cuerpos arrastrados hasta las orillas de las playas, cuántos viajeros no deseados sacados por la fuerza de debajo de los camiones harán falta para que los poderes, todos los poderes, tanto el de España como los de los países de origen, tomen conciencia de que ya es hora, ya va siendo hora, de responder a esta búsqueda de bienestar de otro modo que no sea con el desplazamiento de las poblaciones y la negativa a ofrecerles un lugar de acogida? Curiosa, sorprendente barbarie en una época que no cesa de presumir de democracia y de derechos humanos.                                
..................................................

Fragmento del libro "El peaje de la vida" de Juan Goytisolo.  

... El peaje de la vida


 <<... El racismo encarna siempre una voluntad de poder. Es más un reflejo de dominación que de protección. El miedo no está en el origen de la actitud racista: es más bien su complemento. Pues en la voluntad de poder hay una necesidad imperativa de protegerse. En España, el chivo expiatorio tradicional es el gitano. El racismo hacia el gitano forma parte de la estructura primaria de los prejuicios. Es un racismo de poder, de miedo, de fascinación y de rechazo. En resumen, un verdadero racismo. Al gitano vienen ahora a unírsele en este infierno el moro y el negro, que a su vez se encuentran allí con el sudaka. El racismo habita en los prejuicios. Lo crea como juicios. Tiñe la mirada. Guia la actitud social. Puede ser salvaje o "amable". Violento o afectuoso. Entre la agresión física y la broma existe una distancia real, pero comparten el mismo camino. Está presente también en el lenguaje...>>

<<... Resulta explicable así que unas perspectivas económicas tan prometedoras hayan azuzado los deseos de meter baza en el pringue de caballeros intachables del fuste de Jesus Gil y los próceres del Grupo Independiente Liberal. Como adivinó Gonzalo Correas en su Vocabulario de refranes y frases proverbiales (1627), "nunca nos ha de faltar un Gil que nos persiga" , buen lector de clásicos, el alcalde de Marbella y presidente del Atlético de Madris se ha lanzado desde sus feudos de la Costa del Sol a la conquista de Ceuta, Melilla y La Línea, a fin de acrecentar su honra y enhestar su fama. Mientras el hijo del presidente fundador del GIL aspira a transformar a Ceuta en Hong Kong y anuncia su intención de construir un aeropuerto sobre el mar, potencias el casino y otras muchas maravillas que dan un pasmo, Cris Lozano, un hotelero con negocios en Marbella, esposo, por más señas, de la modelo Jacqueline de la Vega -una de las figuras estelares de ¡Hola! y otras revistas de acrisolado prestigio intelectual y moral-, se presenta como el hombre más idóneo para multiplicar en progresión geométrica los ya increíbles portentos que acaecen en Melilla. Todo Gran Carnaval exige la entronización de su reina, y el de nuestras plazas de soberanía aconseja subir al podio a las candidatas más beneméritas. La lucha deberá ventilarse así entre la ya citada Jacquilene de la Vega y la abnegada defensora de Gil y el Gil, espejo de nobleza y altruismo, Gunilla von Bismarck...>>
...........................................

Fragmento del libro "El peaje de la vida" de Juan Goytisolo.

jueves, 15 de junio de 2017

... Educar a los pueblos



<<... Pero ningún país rico podrá tampoco prescindir, en el futuro, de los inmigrantes. Por ello, hay que establecer políticas contractuales a largo plazo con los países abastecedores de mano de obra, organizar los flujos, fomentar los contratos temporales, integrar realmente -a través de la escuela, de la cultura, de la participación ciudadana- a aquellos que ya están aquí y por último, y no es la menor de las responsabilidades, procurar no asustar a los ciudadanos de los países de acogida.

Ninguna política de migración puede tener éxito si los pueblos se oponen a ella. Esta es la principal lección que puede sacarse de las últimas décadas del siglo recién terminado, que vio renacer, el racismo, la xenofobia y la exclusión étnica. Pero también sabemos que todas las identidades se van a transformar: esta es una certeza para el siglo XXI. Más vale prepararse para ello, es decir, educar a los pueblos, en vez de confiar ciegamente en las leyes del mercado...>>
...........................................
Fragmento del libro "El peaje de la vida" de Juan Goytisolo

miércoles, 7 de junio de 2017

... Pedir lo imposible no es pedir demasiado


"Cuando el amor comienza, hay un momento en que Dios se sorprende de haber urdido algo tan hermoso. Entonces, se inaugura -entre el fulgor y el júbilo- el mundo nuevamente, y pedir lo imposible no es pedir demasiado"
................................
(Antonio Gala) Cuaderno de amor

sábado, 3 de junio de 2017

Arte



Arte nos presenta a tres amigos bien situados, que ponen en peligro su relación a causa de una divergencia de opiniones sobre... el arte. ¿Quién no ha sentido alguna vez unas ganas locas de reírse o de gritar como si le hubieran estafado ante lo que considera el último ultraje o montaje o publicitario sobre la nada que nos presenta cierta vanguardia? Uno de los amigos acaba de adquirir un cuadro de aproximadamente un metro sesenta.

La compra desencadena un debate sobre la pintura y el arte en general, una puesta en perspectiva del fenómeno de la creación y, en consecuencia, de las distintas maneras de percibir el mundo. La desproporción entre la causa y el efecto, en la discusión, provoca una serie de altercados violentos y desmesurados que producen finalmente risa. Una risa que surge constantemente de nimiedades -de un tono de voz demasiado condescendiente para el gusto de uno, de la expresión de una grosería insoportable, por parte del otro-, y esas nimiedades son las que hacen que todo se altere y acaben con toda posibilidad de comunicación.

¿Hay que elevar al artista a la categoría de divinidad, como hace uno de los personajes de la obra, o es mejor no creer en nada, como propugna otro? Por medio de situaciones incesantemente cómicas, los actores no cesan de dirigirnos sus preguntas . ¿Qué valor hay que otorgar a nuestra percepción de los seres y de las cosas? ¿Hay un pensamiento que se oculta y que intentamos desesperadamente aprehender? En definitiva, ¿no es la aventura humana la revelación del fracaso perpetuo de nuestras aspiraciones y el aviso de nuestros límites?

En un juego dramático que rechaza representar la anécdota, se revelan las grandes preguntas que se plantea la sociedad moderna: una  sociedad de mercado en la que el dinero es la referencia de calidad, en la que el compromiso no está dictado por la defensa de unos ideales sino por la defensa de los intereses particulares. Y, al final, el valor de los individuos no reside en lo que son, sino en lo que se puede hacer con ellos. Unos retos, un gran debate público, presentados en forma divertida en la tribuna de un teatro que brilla por su vivacidad y su humor.
.........................................................
Prólogo de Josep María Flotats

viernes, 2 de junio de 2017

... Ni yo soy yo ni tú eres tú





<<... Si yo soy yo porque soy yo,
 y tú eres tú porque eres tú, 
yo soy yo y tú eres tú. 
Si, por el contrario, 
yo soy yo porque tú eres tú, 
y tú eres tú porque yo soy yo, 
entonces ni yo soy yo ni tú eres tú...>>
...................


Debajo de las nubes blancas, cae la nieve.
No se ven ni las nubes blancas ni la nieve.
Ni el frío ni el resplandor blanco del sol.
Un hombre solo, con esquíes, se desliza.
Cae la nieve.
Cae hasta que el hombre desaparece y vuelve a su opacidad.
Mi amigo Sergio, que es amigo mío desde hace mucho tiempo, se ha comprado un cuadro.
Es una tela de aproximadamente un metro sesenta por un metro veinte.
Representa un hombre que atraviesa un espacio y desaparece.
 
                                   TELÓN
..............................................................................................         
                                                                                                                      
Arte, de Yasmina Reza

viernes, 26 de mayo de 2017

... De qué hablo cuando hablo de correr


<<...Cuando escribo una novela larga dejo de escribir en el preciso momento en que siento que podría seguir escribiendo. Si lo hago así, al día siguiente me resulta mucho más fácil reanudar la tarea. Creo que Ernest Hemingwa también escribió algo parecido, del estilo de "continuar es no romper el ritmo" Una vez que ajustas tu ritmo, lo demás viene solo. Lo que sucede es que, hasta que el volante de inercia empieza a girar a una velocidad constante, todo el interés que se ponga en continuar nunca es suficiente.

Lo mismo cabe decir del trabajo. En la profesión de novelista (al menos para mí) no hay victorias ni derrotas. Tal vez el número de ejemplares vendidos, los premios literarios, o las buenas o malas que sean las críticas constituyen una referencia de los logros obtenidos, pero no los considero una cuestión esencial. Lo más importante es si lo escrito alcanza o no los parámetros que uno mismo se ha fijado, y frente a eso no hay excusas. Ante otras personas, tal vez, no pueda explicarse en cierta medida. Pero es imposible engañarse a uno mismo.

Para un creador la motivación se halla, silenciosa, en su interior, de modo que no precisa buscar en el exterior ni formas ni criterios...>>
...........................................
Haruki Murakami

miércoles, 24 de mayo de 2017

... Esclavitud


En América, los defensores de la esclavitud se pueden dividir en tres grandes clases.

La primera la integran propietarios de ganado humano, más moderados y racionales, que han tomado posesión de éste como de tantas otras monedas en su capital mercantil, pero que en teoría reconocen la espantosa naturaleza de la institución y son conscientes del peligro que supone para la sociedad en la que se ha forjado; peligros que, no obstante, es tan seguro que caerán sobre ella como seguro es que llegará el día del juicio final.

La segunda clase está formada por todos los propietarios, criadores, usuarios, compradores y vendedores de esclavos que, hasta que el sangriento capítulo llegue a su sangriento final, los poseen, crían, usan, compran y venden sin temor a arriesgarse. Los que obstinadamente niegan los horrores del sistema, pese al cúmulo de pruebas, mayor que en ningún otro caso, que se ve aumentado hasta un número incalculable por las experiencias cotidianas. Los que en este o en cualquier otro momento involucrarían a América en una guerra, civil o exterior, siempre y cuando tuviera como único fin la reafirmación de su derecho a perpetuar la esclavitud, y a azotar y explotar y torturar esclavos sin que ninguna autoridad humana reprendiera y ningún poder público los castigara. Los que, cuando hablan de libertad, se refieren a la libertad para oprimir a los de esta especie, y a ser salvajes, crueles y despiadados. Y todos los hombres que, en la América republicana, son para con los esclavos unos déspotas más exigentes, más severos y menos responsables que el califa Harún al-Rashid con su encendida túnica escarlata.

La tercera clase, que no es la menos numerosa o influyente, está constituida por la capa superior de la sociedad, cuya exquisitez no puede aguantar a un superior ni tampoco admitir a un igual. Son personas cuyo republicanismo significa: "No toleraré que ningún hombre esté por encima de mí; y en cuanto a los que están por debajo, no dejaré que ninguno se acerque demasiado", y cuyo orgullo -en una tierra en la que se rehuye la servidumbre voluntaria por considerarla un deshonor- debe ser alimentado por esclavos. Son personas cuyos derechos inalienables solo pueden prosperar gracias a las injusticias que sufren los negros.
....................................................................

¡La opinión pública! ¿Qué clase de hombres tiene semejante preponderancia sobre el resto de la sociedad, gracias a su poder para representar a la opinión pública en la asamblea legislativa?  La opinión pública ha hecho esta ley. Ha declarado que en Washington, en esa ciudad que toma su nombre del padre de la libertad americana, cualquier juez de paz puede sujetar con grilletes a cualquier negro que camine por la calle para luego meterlo en prisión, sin que el hombre negro haya cometido delito alguno. La justicia dice: "yo decido que ese hombre es un fugitivo", y lo encierra. Una vez hecho esto, la opinión pública da potestad al juez para que publique el nombre del negro en los periódicos, a fin de avisar al dueño de que si no viene a llevárselo, el esclavo será puesto en venta para pagar los gastos de su encarcelamiento.

Claro está que si se tratara de un negro libre que careciera de amo, sería lógico imaginar que se le pondría en libertad. Pues no: lo venden para recompensar al carcelero. Esto se ha hecho una y otra vez. El negro no tiene manera de demostrar que es libre. Carece de consejero, mensajero o ayudante de cualquier tipo. Ninguna clase de investigación se lleva a cabo sobre su caso, ni se realizan indagaciones. Él, un hombre libre que quizás había servido durante años y comprado su propia libertad, se ve metido entre rejas sin ser juzgado, sin haber cometido ningún delito ni ser acusado por ello, y es vendido para pagar las tasas penitenciarias. Parece difícil de creer, hasta en América, pero ésa es la ley. (...)
...................................................................
Fragmento del libro Notas de América (Charles Dickens) 


martes, 23 de mayo de 2017

... Para el pobre es mucho más difícil ser virtuoso que para el rico

Montreal

<<... En la embarcación en la que regresamos de Quebec a Montreal estaba llena de emigrantes, que por la noche despegaban sus petates en el espacio entre cubierta y cubierta (por lo menos, aquellos que los tenían), y dormían tan apretados y amontonados junto a la puerta de nuestro camarote que era imposible entrar o salir de él. Casi todos eran ingleses (la mayoría Gloucestershire) y habían tenido una travesía larga e invernal, pero era estupendo ver lo aseados que llevaban a los niños, y cómo esos padres desheredados les prodigaban incansablemente su cariño y sus sacrificios.

Por muy hipócritas que seamos, y lo seremos hasta el final, para el pobre es mucho más difícil ser virtuoso que para el rico, y, por eso todo lo bueno que hay en el primero brilla con más intensidad. 
En muchas mansiones nobles vive un hombre, el mejor marido y padre, cuya valía en ambos papeles se pone con razón por las nubes. Pero traigámoslo aquí, a esta cubierta atestada de gente. Quitémosle a su joven y bella esposa el vestido de seda y las joyas, deshagámosle el peinado, imprimámosle arrugas en la frente, dejémosle el rostro demacrado a causa de las inquietudes y privaciones, cubramos sus marchitas formas con un atuendo lleno de bastos remiendos, permitamos que solo posea el amor de su marido como única distinción y único adorno, y tendremos la prueba de la auténtica valía de ese hombre. Cambiemos su situación social de tal modo que en esas pequeñas criaturas que se le suben a las rodillas no verá los testimonios de su riqueza y su renombre, sino unos pequeos competidores por el pan de cada día, unos cazadores furtivos de su escasa comida, unas unidades entre las que habrá de dividir cada porción de comodidad, reduciendo así la menguada suma total.

En lugar de los atractivos de la infancia en su más tierna expresión, carguémosle con todas las penas y necesidades de los niños, con sus males y enfermedades, su irritabilidad, sus caprichos y su quejumbroso aguante; hagamos que sus balbuceos no expresen bonitas fantasías infantiles sino frío, hambre y sed. Y si el instinto paternal supera todo esto, y el progenitor se mantiene paciente, atento y cariñoso, cuidadoso con las vidas de sus hijos y siempre consciente de sus alegrías y sus penas, entonces enviémoslo al Parlamento, y al púlpito y a los tribunales de lo civil. Y cuando oiga criticar la depravación de quienes viven pasando apuros y trabajando de firme para hacerlo, podrá defenderlos como una persona conocedora del tema y decir a los prepotentes que ellos, en comparación con los de aquella clase, deberían ser ángeles destacados en su vida diaria, para al final intentar entrar humildemente en el cielo...>>
..................................................
Fragmento del libro -Notas de América - (Charles Dickens)
..................................................................................................................
Pregunto, ¿soy malo porque soy pobre?¿soy malo porque soy desgraciado...? Conozco mucha gente humilde, y son excelentes personas repletas de humanidad.
....................................................................................................................

lunes, 22 de mayo de 2017

Armonía del movimiento


Miles de personas están buscando la manera de gozar de buena salud y estar en forma. No quieren matricularse en un gimnasio ni pasarse horas haciendo jogging o levantando pesas. No quieren terminar doloridas, sudando y jadeando. 

El Tai Chi ha ido evolucionando a través de los tiempos como un método muy depurado de ejercicio y desarrollo personal. Es absorbente, pero no agotador ni estresante. Se trata de una serie de movimientos lentos y continuos, pensados para relajar y fortalecer el organismo. Uno de sus mayores atractivos consiste en que toda su gama de movimientos se puede practicar a cualquier edad.

El propósito de las cuidadosamente estructuradas secuencias de movimientos es fortalecer la energía interna del cuerpo, la flexibilidad y la resistencia. La cualidad única de este antiguo arte se está utilizando cada vez más por sus saludables propiedades. Una ve aprendido, es un tesoro que durará toda la vida.

Empezar.
Uno de los aspectos atractivos del Tai Chi es que no necesitas nada especial para poder practicarlo. No hace falta ningún equipo o ropa en especia, no tienes que ir a ningún sitio en particular, no necesitas aprender chino o creer en ninguna religión en especial; no tienes que organizar tu vida ni ajustarla a un nuevo y rígido programa de ejercicios.

Es mejor intentar hacer un poco de Tai Chi cada día. Esto te ayudará a refrescar la memoria y obtener los mejores resultados, en particular si te interesa el Tai Chi para aliviar las tensiones. Generalmente
es mejor practicar el Tai Chi al levantarse por la mañana. Si no te es posible, busca tiempo cuando puedas. Puedes vestir como quieras, pero las ropas holgadas y cómodas son las más adecuadas. Puedes llevar zapatos flexibles y planos o bien calcetines. El Tai Chi se practica tradicionalmente al aire libre. Si lo haces en un lugar cerrado intenta que la habitación esté ventilada. No necesitas mucho espacio para practicar el Tai Chi. Puedes hacer casi todos los ejercicios de este libro en un área lo suficientemente grande que te permita mover los brazos con libertad.

Descargar el estrés
El Tai Chi es un antídoto comprobado del estrés. La reacción del estrés en el cuerpo humano ocasiona la respuesta de "lucha o huída". Esta es la reacción que experimenta tu sistema nerviosos ante acontecimientos que hacen que te sientas bajo presión. Tus funciones corporales pasan por una especie de "en pie de guerra" aumenta la presión sanguínea; hay una disminución de la sangre en el estómago, intestinos, piel y extremidades; el corazón se acelera; el ritmo de la respiración aumenta; y el cerebro se prepara para el conflicto.

Muchas de las presiones de la vida cotidiana comportan que todo nuestro sistema biológico esté en un estado de constante alerta, incluso cuando dormimos. Podemos observar sus efectos por todo nuestro ser: hipertensión, jaquecas, asma, todo tipo de dolores y trastornos, algunas molestias menstruales, depresión y ataques cardíacos.
..........................................
Maestro Lam Kam Chuen