sábado, 30 de diciembre de 2017

... Tráenos aquello que necesitemos con verdadera urgencia





Un tiempo se marcha, se acaba el año y no podemos dejarlo ir sin agradecer todos sus días, cientos de días que estuvieron con nosotros, para nosotros.
Nada tiene que ver que no estemos muy de acuerdo con el mundo que nos ha tocado vivir, porque en el transcurrir de los días, hemos conseguido amar la vida.
...
Gracias, gracias al amor que siempre anduvo entre sus cosas.
Gracias a las alegrías que también las hubo.
Gracias al viento que consiguió llevarse algunas tristezas.
Gracias a esos libros que me hicieron vibrar.
Gracias por tantas, tantas cosas...
Y un GRACIAS único y enorme a todas esas personas que forman parte de mi vida porque, sin ellas, la vida no sería.
...
El tiempo se marcha y aparece otro nuevo.
Otro año por estrenar, para hacer quién sabe si las mismas cosas...
Y nos desearnos PAZ y FELICIDAD cuando, quizá, estemos intentando trasladarnos con los pedazos de alguna historia rota...
Pero, para empezarlo, pedimos SALUD, lo demás..., lo demás ya irá viniendo.

Adiós, año pasado, me quedo agradecida con los buenos momentos que me diste, lo demás no lo recuerdo, solo sé que aprendí de tus adversidades. Y aquí estamos, aquí estoy, expectante ante el destino, esperando tu futuro inmediato dispuesta a seguir aprendiéndote a seguir disfrutándote.
<< Gracias a la vida que me ha dado tanto >>



martes, 19 de diciembre de 2017

WITHOUT YOU - SIN TI - HARRY NILSSON


-Mira Miguel, esta canción que suena ahora, qué bonita.
-Sí, pero es triste. 
-Pero es bonita.
-Pero es triste.
-Pero es bonita ¿la conoces? ¿Sabes qué dice, cómo se llama y quién canta?
-Sí, la conozco, por eso te digo que es triste, se llama "Sin ti" de Nilsson, de Harry Nilsson y dice  algo así como "vivir no es vida si no estás tú, cuando pienso en el futuro, veo todo tan oscuro y no sé por qué razones tú te vas..."
-Es triste y es bonita.
-Yo no estoy muy seguro de que las cosas tristes sean bonitas...
Se hizo un silencio entre los dos, un silencio nada incómodo, los dos se quedaron escuchando los últimos compases de la canción de Nilsson.
.............
La mesa redonda está junto a una de las ventanas, la noche y la luna se asoman a través del visillo y de cuando en cuando las hojas de los árboles siguen aterrizando en el cristal.
-¿Te gusta el otoño Blanca?
-Sí, mucho.
-A mí también, si quieres podemos ir un día a mezclarnos con él.
-Y ¿cómo haremos para mezclarnos?
El Pub seguía emitiendo música, ahora sonaba "Polvo en el viento" de Kansas.
................
¿Cómo sería su camino al aeropuerto? ¿Cómo sería la espera en la sala de espera hasta la salida del vuelo? ¿Qué devanarían su corazón y su cabeza?
Y ese nudo en la garganta que amenazaba salir por sus ojos...
(Hoy es 17 de diciembre de 2017)
Y es 17 de diciembre de 1975, en el aeropuerto de Barajas despega un avión con destino a Canadá. Y ayer..., ayer reunió valor para ir a despedir a Blanqui pero Blanca no estaba, estaba en el pueblo bloqueada por la nieve.
Y Miguel..., Miguel no pudo creer que Blanqui no estuviera...
....................................

"Los hilvanes del tiempo"

domingo, 17 de diciembre de 2017

SCROOGE en castellano (cuento de navidad 1970).



Por fin encontré esta película en el 2015, se publicó en Internet el 14 de mayo de 2013.Mucho tiempo antes la estuve buscando por videotecas, grandes almacenes, en vídeo club, aquí en Internet Encontré otras del cuento de Dickens, pero yo la que quería conseguir era esta ya que hace unos treinta años la tuve, la tuve y la presté con gusto, y ya no la volví a ver, solo supe que al despejar un cuarto trastero la habían tirado a la basura y, apenas si se acordaban de ella. A mí se me partió un poco el alma, me sentía como si acabara de perder un tesoro. Desde aquel día empecé a buscar la manera de hacerme con ella. Hoy volví a buscar por aquí y la encontré cuando creía que no la volvería a ver nunca más... Muchas gracias Alberto Nácar Chavarría. Esta película es una de mis preferidas y Charles Dickens me encanta.





... año 1970 se estrena "Cuento de Navidad" de Charles Dickens
una de las mejores películas navideñas que podremos ver.
Hacer tiempo una de estas tardes de invierno para verla en familia.
Inmenso cuento que se queda grabado en el corazón ...

viernes, 8 de diciembre de 2017

... Eso invisible que nos habita



Salió del trabajo a mediodía, bajó del autobús junto al estadio Santiago Bernabéu Castellana. No quería llegar a casa con aquel nudo en la garganta, no quería que la vieran llegar así. Se sentó en el borde de la jardinera, de una de esas jardineras del bulevar sembradas de árboles, y allí, aislada, escondida del paso de la gente, lloró a gusto.

De pronto, apareció un hombre, un hombre mayor que le triplicaba la edad. Vestía traje y corbata verde oscuro y un sombrero de fieltro del mismo color, y lleva un bastón ambarino que apenas si se apoya en él. El hombre, cruzando las manos sobre el bastón, se plantó delante de ella en aquel reducido espacio donde llegaba la sombra, allí sentado en el banco de enfrente, la observaba, sus ojos recorrían el cuerpo de la mujer de arriba abajo. Ella no tenía miedo, no sentía ni un tanto así de miedo. En aquellos momentos nada podría asustarla ni causarle tanto dolor como el que llevaba dentro.

El hombre del sombrero de fieltro se puso de pie:

-No me acercaré a ti, para no intimidarte, deja que te tutee, eres tan joven..., por edad podrías ser mi nieta.

Ella lo miraba de reojo asombrada de que su dolencia empezara a amortiguarse debido a la alerta que le produjo el hombre del sombrero. No, ella no se movería de allí hasta que no se le pasara esa cara de haber llorado..., quería llegar a casa sin restos de llanto.

-Sé que estás llorando, has estado llorando porque he oído tu llanto, tú no me has visto a mí pero yo a ti sí. No he querido interrumpir, he esperado hasta verte un poco más aliviada. Si tú no me cuentas que te ha pasado voy a entenderlo. Desde este lado veo una mujer joven, de buena presencia y apariencia, con las uñas cuidadas, el pelo limpio, la ropa curiosa, hasta bonita diría yo, está puesta con gusto haciendo juego con los tonos, en fin tengo ante mí una persona que yo calificaría, cabal, a la que algo la está haciendo sufrir lo suficiente como para retrasar su llegada a casa a esta hora de la comida.

-... He tenido un pequeño disgusto en el trabajo -se oyó decir, pues no era su intención hablarle al hombre del sombrero.

-Un pequeño disgusto en el trabajo no merece la pena llorarlo ¿es que no sabes que hay muchas cosas en la vida mucho más dolorosas que un pequeño disgusto en el trabajo? Porque, supongo que no te han despedido...

-No.

-Entonces sonríe, eso no puede enturbiar tu llegada a casa, porque siendo la hora que es, deberías estar llegando a tu casa, a comer con tu familia, pero ya tenías que estar en casa... Hoy es un buen día para morir ¿no crees? Estás tan mal que te sientes morir...

-No, no quiero morirme, tengo hijos pequeños que dependen de mí. Solo de mí.

-En cambio yo, yo ya no tengo a nadie ni nada por lo que seguir estando sobre la tierra, a nadie. He sobrevivido a todos mis amigos, a todos mis familiares, a toda mi gente querida y conocida, he ido a todos sus entierros. ¡Ah! la muerte, si yo tuviera poder sobre ella, la prohibiría. Si yo tuviera poder sobre ella, no sobreviviría ningún padre a sus hijos. Si yo tuviera poder sobre ella, solo uno se moriría de viejo, cuando el cuerpo lo fuera pidiendo y la mente también. Cuando tuviera todas las cosas y todas las vidas de mi gente allegada, ordenadas. Si yo tuviera poder sobre la muerte, nadie moriría por enfermedad sino que moriría sano, por desgaste de vida como esas baterías modernas que se queman por un exceso de recargas.

El hombre, ha conseguido abstraer a la mujer con su charla, la ha hecho pensar cosas que ella nunca se había planteado y, ha dejado de llorar, ya no hay restos de llanto en su cara. Las palabras del hombre resuenan en sus oídos y en su mente y la ocupa toda. "Hace un buen día para morir. Si yo tuviera poder sobre la muerte no se llevaría a nadie sin antes estar preparado con sus cosas y su vida en orden. No haría drama..., si yo tuviera poder sobre la muerte..."


En el borde de la acera, junto a ellos, se ha detenido un coche de esos que le dicen, de alta gama, de él,sale deprisa su chófer que viste de uniforme y gorra de plato. Lo llama: ¡señor! ya es la hora.
El viejo sale a la calzada, pero no directo al coche, cruza Castellana, a lo loco, metiéndose entre el tráfico rodado y en un segundo allí quedó, allí, aplastado en el asfalto.

jueves, 7 de diciembre de 2017

... La conjura de los necios


El reflejo de J. K. Toole en La conjura de los necios

Y es que, más allá del plano literario, La conjura de los necios es y será recordada por estar indisociablemente unida a la vida de su autor.
J. K. Toole introdujo en su obra diversos elementos autobiográficos, los más evidentes son la convivencia con una madre muy posesiva y, también, los repetidos fracasos literarios y laborales.
A raíz de los cuales, Toole cayó en la depresión y terminó sus días suicidándose, aunque la nota que dejó fue destruida por su madre.
Éste trágico suceso realza la trascendencia del final de la novela, cuando Ignatius Reilly alcanza una cierta redención o, mejor dicho, es rescatado del pozo autodestructivo al que se precipitaba, hecho que, por desgracia, no tuvo su correspondencia en el mundo real del autor.
Curiosa y paradójicamente, fue la sobreprotectora madre de Toole la que logró, gracias a su perseverancia, la publicación póstuma de la obra (y también de la novela de juventudLa Biblia de neón) convirtiendo a su hijo en uno de los mejores novelistas norteamericanos de todos los tiempos, entrando de paso en el selecto club de los autores malditos.

¿Por qué se llama la conjura de los necios, a que debe su nombre la novela?

El título es una referencia sobre una frase de Jonathan Swift: “Cuando aparece un verdadero genio en el mundo, se le conocerá porque todos los necios se conjurarán contra él”.
De algún modo, con ese juego de palabras sobre la frase, Toole quería poner de manifiesto el carácter genial de Ignatius enfrentado con el mundo que le ha tocado vivir.

domingo, 3 de diciembre de 2017

... A Blanca le cuesta despertar

- Cuadro Skyline de Madrid -
... en esas noches en que al sueño se le antoja visitarla con la misma pesadilla a Blanca le cuesta despertar, volver en sí, volver a la realidad, a la realidad de sus diecinueve años recién cumplidos, a la realidad de su nuevo trabajo, a la realidad de las personas con las que convive, a la realidad presente, a esa realidad en la que quiere empezar a creer, en esa realidad en que la noche se cierra y se le abren las puertas del cielo de Madrid ...
- Los hilvanes del tiempo -

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Heidi: Episodio 2- En casa del abuelo

... La niña de los Alpes



La novedosa serie, que marcó época, estuvo ahí educando en otros valores a una o a varias generaciones.

No eran solo dibujos infantiles, aquellos dibujos eran para los niños, sí, pero a Heidi la veíamos todos y las sobremesas de los sábados vaciaba las calles de gente recluida en sus casas frente a la pantalla del televisor. Era como una dulce disciplina, esperada con cierta ansiedad y mezclada de ilusión durante toda la semana. Como una costumbre placentera, como un rito, como una agradable reunión familiar, aunque en todos sus capítulos hubiera lágrimas de alegría, de pena, de emoción. Heidi nos tocaba el corazón a todos, a los niños a los jóvenes y a los mayores también.

Los episodios duraban como veintidós minutos. Recuerdo el sonido de las calles vacías cuando las canciones de la serie se acoplaban de unos televisores a otros, todos puestos en la misma cadena, las ondas esparcían la misma melodía por el aire concentrada en un sonido único que sembraba la atmósfera de magia y llenaba el aire de las calles desiertas.

Desde el 6 de enero de 1974, en las sobremesas de los sábados, el país entero sonaba a Heidi y soñaba, también, con ese columpio, colgado de las nubes, con el que la niña subía por encima de los Alpes.


lunes, 20 de noviembre de 2017

... No tienes nada que ver con las cosas de mi mundo



No tienes nada que ver con las cosas de mi mundo;
y sin embargo mi mundo ya eres solamente tú.

Llegaste a mí
como una luz, como una primavera nueva, como un mes de abril,
como una lluvia de verano, como un agua fresca en el calor,
como una sombra en el camino, como una canción.

Y el corazón,
saltó de miedo, de locura, de felicidad y de pasión;
ya no recuerda la locura de la soledad y del desamor,
se convirtió la noche oscura en un radiante sol.

No tienes nada que ver con lo que siempre soñaba,
y sin embargo mis sueños ya son solo para ti.
.........................
Jose Manuel Soto

jueves, 16 de noviembre de 2017

... Enamorarse


<<... Pasó la noche y la mañana en un estado de inconsciencia total, sintiéndose completamente al margen de las exigencias materiales de la vida. No había comido en todo el día, llevaba noches sin dormir, completamente desligado de su cuerpo: se movía sin ningún esfuerzo de sus músculos y se creía capaz de todo. Estaba convencido de que, en caso de que fuera necesario, podía echar a volar o mover la esquina de una casa. Pasó el resto del tiempo paseando por las calles, consultando el reloj a cada momento y volviéndose a uno y otro lado.

Y lo que vio entonces no volvió a verlo nunca más. Lo que más le llamó la atención fueron los niños que iban al colegio, unas palomas azules, que bajaban volando de los tejados a la acera, los bollos espolvoreados de harina que una mano invisible había puesto en un escaparate. Esos bollos, esas palomas y esos niños parecían venidos de otro mundo. Y todo sucedía al mismo tiempo: un muchacho se acercaba corriendo a una paloma Y le miraba con una sonrisa en los labios; la paloma agitaba las alas y echaba a volar, centelleando a la luz del sol, a través del fino polvo de nieve que temblaba en el aire; y un olor a pan recién horneado salía del escaparate, donde de pronto aparecían los bollos. 

Y la impresión de conjunto era de una belleza tan asombrosa que él reía y lloraba de alegría. Después de dar un gran rodeo volvió de nuevo al hotel, puso el reloj delante y se sentó a esperar que dieran las doce para ir a su encuentro, como habían quedado. El trineo era alto y ligero...>>
..................................................................................

Ana Karenina  (León Tolstói)

jueves, 2 de noviembre de 2017

... Porque estoy viva


<< ... Tengo 63 años... Porque estoy viva.
Puedo sentir, tocar, ver, oír y oler; cuidar de mí misma: Hay campanillas de febrero floreciendo en el jardín y la primavera está en camino. Lo puedo ver. Observar el milagro anual y sentir que el sol va saliendo más cálido a medida que transcurren las semanas. Y como estoy viva, veré el desarrollo de todo eso y formaré parte de este milagro.
Recordó la anécdota del entrañable MAURICE CHEVALIER. "¿Cómo se siente uno al cumplir setenta años?",  le preguntaron.
"No demasiado mal. Sobre todo si tenemos en cuenta la otra alternativa."
Pero Penélope se sentía mil veces mejor que "no demasiado mal." Ahora, vivir ya no será solamente la existencia que uno daba por garantizada, sino que se había convertido en una prima, un regalo, donde cada día que pasaba era un experiencia para saborearla. El tiempo no dura siempre. No debo desperdiciar ni un solo momento, se prometió. Nunca se había sentido tan fuerte, tan optimista. Como si fuese joven otra vez, como si empezase de nuevo y algo maravilloso estuviese a punto de ocurrir...>>
....................................................
Rosamunde Pilcher  "Los buscadores de conchas"

... Llegarán, no para pintar la bahía



<<... Yo y mi generación y la generación siguiente hemos llegado todo lo lejos que podemos llegar. La perspectiva de la revolución que va a tener lugar en el mundo del arte es algo que me llena de enorme excitación. Me gustaría ser de nuevo un hombre joven solo por esa razón. Poder ver todo lo que va a pasar. Porque un día llegarán. Al igual que llegamos nosotros. Jóvenes con brillantes sueños, profunda percepción y con enorme talento. Llegarán, no para pintar la bahía, el mar, las barcas y los malecones, sino el calor del sol y el color del viento. Un concepto completamente nuevo. Gran estímulo. Gran vitalidad. Maravilloso. Y yo habré muerto antes incluso de que empiece...>>
...............................
Rosamunde Pilcher  "Los buscadores de conchas"

miércoles, 1 de noviembre de 2017

La leyenda del hilo rojo del destino y la luna


Existen muchas leyendas asiáticas y en particular leyendas japonesas. Son variantes de una hermosa creencia que merece ser compartida. Esta es una de ellas.

1. La leyenda del hilo rojo del destino y la luna

La primera variante, la leyenda china, versa acerca de un anciano milenario que habita en la luna y que, cada noche sale en busca de almas que habitan en la Tierra que están destinadas a juntarse.
Cuando las encuentra y se da cuenta que son la una para la otra, las une con un hilo rojo para que no se pierdan, para que no se separen nunca. Para que un día, ese hilo empiece a tirar uno del otro para propiciar el esperado encuentro. Y entonces...  ¿qué ocurrirá? Solo los que estén amarrados por ese hilo, podrán saberlo.

 «Un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo se puede estirar o contraer, pero nunca romper».

"Cuando las almas se tienen que encontrar, el destino acerca los mundos, borra la distancia, une los caminos y desafía a lo imposible"

lunes, 30 de octubre de 2017

... Cartas al destino


... Aquí estoy en la madrugada de los días, escribiéndote destino. Cartas al destino en el silencio de las primeras luces de la mañana, en mi cuarto de Shanghái. Volcándome en mi bloc de notas, mientras el sol va tomando altura y por la ventana se cuela cierto aroma a glutamato mezclado con sonidos de música relajante, los vecinos de la comunidad hacen Tai Chi, Chi Kung en el parque de abajo entre  las sombras de la espesura de los árboles... 

Y esa presión, de nuevo, en mi mano derecha, en la palma, en el dorso, enlazando mis dedos en otros dedos, mi palma en otra palma, mi dorso en otro dorso, esa presión dirige ahora mi bolígrafo azul metalizado con la fuerza de dos manos, la mía y otra..., y es como si mi boli escribiese solo, y las palabras fluyen por el cuaderno a toda prisa, corriendo por el interlineado como sin tiempo, llenando una y otra línea, y otra, y otra página. Ya no existo, escribe...

Ya no existo, escribe, ya no estoy en el mundo de los vivos. Alguien me ha pensado, alguien a quien yo deseaba mucho, a quien he buscado mucho, a quien he extrañado mucho, a ti que has vivido sin mí, a ti y a mí que hemos vivido sin nosotros... Cuántas preguntas al aire, al viento que va y viene tocando todos los recovecos del mundo. Cuántas veces los pensamientos se han ido hasta donde el horizonte termina, hasta la línea infinita y circular, entre todos sus giros, entre los giros de la madre Tierra ..., buscándote.

sábado, 28 de octubre de 2017

... Septiembre ha llegado



Septiembre ha llegado, le pertenece a ella cuya vitalidad salta en otoño.
Cuya naturaleza prefiere
Árboles sin hojas y un fuego en la chimenea.
Por ello le doy este mes y el próximo
A pesar de que todo mi año debería ser para ella quien ya ha convertido
En intolerables o perplejos muchos de sus días
Pero otros muchos en muy felices
Quien ha dejado un aroma en mi vida, y ha dejado mis muros
Danzando sin fin con la sombra de ella
Cuyo pelo se asemeja en todo a mis cascadas
Y los besos recordados siembran todo Londres
................................
Louis MacNeice

lunes, 23 de octubre de 2017

... Si supieras (cartas al destino)



No consuela eso que cuenta Rosamunde Pilcher en
"Los buscadores de conchas"
"Era bueno y todo lo bueno no se pierde nunca. Permanece parte de la persona, se convierte en parte del carácter. Así una parte de ti va conmigo a todas partes. Y una parte de mí es tuya para siempre..."

No, no consuela. No quedamos en no volver a saber nada el uno del otro, no quedamos en eso, no quedamos en nada. Fue la ausencia la que nos dejó, pero sin culpa, sin la culpabilidad de nadie.

-Escribe aquello que desees, escríbelo en papel.

Y escribo: deseo saber de él, ponlo aquí delante de mis ojos y deja que me reconozca, que nos reconozcamos los dos entre las huellas del tiempo, de tanto tiempo. Prepara ese deseado encuentro. Situanos frente a frente y deja que nos miremos recordándonos, adivinándonos, reconociéndonos. Después, después deja que hablemos serenamente, sosegadamente, déjanos, permite que nos contemos cosas, cosas de antes, cosas de durante, cosas de después, cosas de ahora mismo...
Si no, hazme saber si él ya no está entre nosotros aunque esto último yo no quiera ni oírlo.

miércoles, 4 de octubre de 2017

... Saber mirar


<<... los ojos de Blanca hablaban y hablaban con total transparencia, solo hacía falta que la persona que tuviese de frente supiera mirarlos y no todos saben mirar. Hay que saber mirar en la profundidad de los ojos de ciertas personas como Blanca. Y, sí, con su bata rosa del uniforme Blanca era única también, desprendía un atractivo personal que resplandecía con brillo propio por encima de todas esas bellezas que hacen flaquear a los hombres. Y así la veía Miguel. Y así la veía Tomy y así la veía Bea, y así la veían aquellos que le prestaran un poco más de atención a esa expresión a ese aire de ternura que cautivó a Miguel nada mas verla...>>
..............................
fragmento de Los hilvanes del tiempo

sábado, 30 de septiembre de 2017

... Mientras lo pensaba que era siempre


<<... Cómo le hubiese gustado poder escribirle cartas de colores, de los colores del nuevo Pub inglés, de los colores del otoño, de los colores que ornamentan los lazos de las vitrinas, del color del papel de envolver las tartas, del color de su coche, del color del cenicero amarillo, del color del estudio fotográfico, del color de sus ojos, del color de su guitarra, del color del ascensor, ese que, en cada noche que la acompañaba hasta la misma puerta, la elevaba hasta el cielo.

Cartas del color de la calma mientras lo sentía caminando por el estudio, mientras lo pensaba que era siempre. Cuánto le hubiese gustado recibir sus cartas mientras pasaba el tiempo y ella crecía, mientras pasaba el tiempo y se esperaban, mientras pasaba el tiempo y cumplían años, y después, después el vendría para llevársela con él y entonces Blanca dejaría de sentir ese frío en el alma ...>>
............................................

Los hilvanes del tiempo 

jueves, 28 de septiembre de 2017

... Esa luz


... y, era como si la esencia de Madrid, esa ciudad que ya había hecho suya, hubiera dejado de existir. A Blanca se le apagó la luz, esa luz que iluminó el otoño de sus diecinueve años, esa luz que irradió toda su persona, esa luz que nunca habían visto sus ojos ni habitado sus sentidos ...
(Los hilvanes del tiempo)

viernes, 22 de septiembre de 2017

... Al día le quedaban muchas horas



"Primero en el desayuno con Maruja y ahora con Tomy. Sentía como que le caían cosas encima sin haber un porqué y no quería nada más que poder restarle importancia diciéndose a sí misma que a veces los días salen así, de punta, y, siendo como eran casi las nueve de la mañana al día todavía le quedaban muchas horas.
Al volver la esquina vio a Luis que ya estaba esperando frente a la pastelería, comenzaba la jornada de trabajo. Y vio también el coche destartalado de Miguel y sonrió. Comenzaba el día"
..............................
fragmento de la novela - Los hilvanes del tiempo -

martes, 19 de septiembre de 2017

... El silencio




Aunque mi cariño no tenga
el premio de tus besos,
y aunque nunca mis palabras
repercutan en tu pecho, 
yo lo mismo he de quererte, 
con los ojos, con el alma, 
sin palabras y en silencio.

Como quieren los que sufren,
porque te llevo en mi vida
como si fueses un sueño,
como si todo lo tuyo
se adormeciera en tu pecho.

Benditas son las noches
que me traen tus recuerdos,
cuando a solas y en mi cuarto
sin mirarte yo te veo,
por ese viajero incansable 
que se llama pensamiento
que te seguirá a todas partes
para cubrirte de besos.

Como labios helados
por el frío de la muerte.
Como la despedida forzada
de dos seres que se aman locamente,
todo eso sentí yo
al saber que te quería.



Imposible se me hizo
lograr tener tu cariño,
imposible comprenderte
y ese era mi martirio.

Por que tú me has enseñado
a quererte desde lejos,
con los ojos, con el alma,
sin palabras y en silencio.


(POEMA DE AUTOR DESCONOCIDO)

jueves, 14 de septiembre de 2017

... Y vuelves


Y vuelves a aquella calle, al portal 22, y te sitúas frente al aparcamiento, y lo ves, aunque no está lo ves, y vuelves a sentir aquellos latidos de entonces saltándote en el pecho... Y allí frente al portal 22 percibes cómo algo o alguien te toma de la mano, la mano derecha, y entrecruza los dedos y la presiona como protegiendo...
¿Cómo no volver por aquel lugar donde el corazón dejó sus mejores latidos...?
......................................................
El color del cristal

jueves, 7 de septiembre de 2017

... ¿Puedo llamarte Blanqui?


<< -Miguel... ¿Podemos hablar de tu físico?
Miguel expulsó despacio una bocanada de humo mentolado y siguió la nubecilla con la mirada como si no hubiese oído lo último que había dicho Blanca, en ese silencio contenido en unos segundos que a Blanca se le hicieron eternos acababan de entrar tres chicas en el Pub y allí plantadas delante de la mesa miraban con descaro a Miguel, como gastándolo, como pasmadas... las tres chicas se sentaron en la única mesa que estaba disponible al otro lado de la barra. Miguel miró a Blanca con el mismo descaro que las tres chicas lo miraron a él.
-¿Puedo llamarte Blanqui...? >>

domingo, 27 de agosto de 2017

... Mi primera novela romántica - Los hilvanes del tiempo -




Él estaba ahí sentado a mi mesa


Los hilvanes del tiempo nos cuenta la historia que transcurre por los mundos de Blanca atravesando el tiempo y la vida. La vida, que, en el transcurso de un mes y medio, en el otoño de 1975, le da un vuelco en el que ya nada volverá a ser como antes era. Solo hubo un hombre con el que ella hubiera podido marcharse al fin del mundo, pero eran otros tiempos...

A Blanca Olivar todavía le sobrecoge ver una abolladura en el capó de un coche. Pasar delante de un estudio fotográfico. Escuchar los acordes de una guitarra. Respirar el humo mentolado de un cigarrillo. Encontrarse con una chaqueta de cuadros azules y blancos, un pañuelo palestino, un traje de color gris plata, un cenicero amarillo de plástico duro, un encendedor Clipper negro...

Encontrarse con el vaivén de las cabinas del teleférico de Madrid. Cualquier artículo, cualquier documental, cualquier película, cualquier información donde se nombre o aparezca la palabra Canadá. Canadá ha ocupado, y siempre lo hará, un lugar importante en la memoria de Blanca. 

jueves, 27 de julio de 2017

... Yo fui amante de un sosias


Amar a un sosias, a una vaina a una hojarasca. Yo amé a un sosias y por amor yo me convertí en su amante y en mi perdición..., solo por su envoltura, por su imagen.
Aquel vendedor ambulante de productos de peluquería y cosmética, tenía buena figura, muy buena presencia, don de gentes y éxito entre todas las mujeres de su gremio y fuera de él. Pasaba los días alardeando donjuanismo, proclama que él "vive de las mujeres". En nada respeta estar casado, para él su trabajo era como ir todos los días a ligar a las distintas discotecas de Madrid. Para eso se viste y se prepara, cuidadosamente, cada día, gastando espejo.

Todo lo que yo había odiado siempre en los hombres, todo lo que yo respetaba en los hombres, todo lo que yo tenía como meta para ser respetada entre los hombres lo perdí. Lo perdí, me perdí en él cuando lo tuve delante, porque ya era la única forma de tenerlo, de retener el pasado, mi pasado.

El representante de productos de peluquería era veintisiete años menor que yo y veinte años menor que su sosias. Cuando sus ojos estuvieron delante de mis ojos, me perdí, me perdí en ellos, porque esos ojos eran sus mismos ojos, esa cara era su misma cara, sus mismos gestos, su misma mirada, su misma estatura, su apostura, su mismo todo, aunque ese todo, no dejaba de ser solo un envoltorio pero su mismo todo, idéntico.

¡Puta vida! Le eché la culpa, culpabilicé a la vida, al destino de las casualidades, por enredador, por plantarme delante la impactante presencia del sosias, de aquel hombre idéntico al de hace tantos años. La vida, el destino caprichoso tuvo la culpa de todo, y de que yo me perdiera, que me perdí.

sábado, 22 de julio de 2017

... Pienso si lo que estoy viviendo no es un sueño...



Fueron publicadas en 1926, pero no figuran entre sus "Poesías completas" pese a ser uno de sus libros más intensos y apasionantes.
La única obra en prosa de Alfonsina Storni (ella no le daba importancia a estos escritos, no los valoraba como obra literaria).

Nota de la autora, referente a este libro de poemas en prosa.
-Escribo estas líneas como un médium, bajo el dictado de seres misteriosos que me revelaron sus pensamientos. No tengo tiempo de razonarlos. Se atropellan y bajan a mi mano a grandes saltos. Tiemblo y tengo miedo.

Tema "El ensueño"
"Estoy en ti. Me llevas y me gastas. En cuanto miras, en cuanto tocas, vas dejando algo de mí. Porque yo me siento morir como una vena que se desangra."

"He pasado la tarde soñándote. Levanto los ojos y miro las paredes que me rodean, como adormilada. Las fijo en cualquier punto y vuelven a transcurrir las horas sin que me mueva. Por fuera anda la gente, suenan voces... Pero todo eso me  parece distante, apartado de mí, como si ocurriera fuera del mundo que habito."

"Es media noche. Estoy separada de ti por la ciudad: espesas masas negras, ringlas de casas, bosques de palabras perdidas pero aún vibrando, nubes invisibles de cuerpos microscópicos. Pero proyecto mi alma fuera de mí y te alcanzo, te toco. Tú estás despierto y te estremeces al oírme. Y cuanto está cerca de ti se estremece contigo."

Tema "Plenitud"
"Demoro verte. No quiero verte. Porque temo destruir el recuerdo de la última vez que te vi."

"Te veo en cada cosa. Todo me sugiere tu pensamiento. He levantado los ojos y sobre el techo de la casa vecina visto el tanque que guarda el agua corriente venida del río. Pienso que acaso estuviste ayer a su orilla y las gotas que tus ojos miraron hayan surtido a aquel depósito."

"Pienso si lo que estoy viviendo no es un sueño. Pienso si no me despertaré dentro de un instante. Pienso si no seré arrojada a la vida como antes de quererte. Pienso si no me obligarás a vagar de nuevo, de alma en alma sin encontrarte."

Tema "Agonía"
"He vuelto sola al paseo solitario por donde anduvimos una tarde cuando ya oscurecía. He buscado, inútilmente, a la luz de una luna descolorida, sobre la tierra húmeda, el rostro de nuestros pasos vacilantes."

"A media noche, envuelta en paños oscuros para no ser advertida, rondé tu casa. Iba y venía. Tus persianas, tus puertas, cerradas... Como el ladrón, en puntillas, me acerqué, una, dos, tres veces, a tocar las paredes que te protegían."

Tema "Noche"  (en el libro último poema)
"No volverás. Todo mi ser te llama, pero no volverás. Si volvieras. todo mi ser que te llama, te rechazaría. De tu ser mortal extraigo, ahora, ya distantes, el fantasma periforme que me mira con tus ojos y acaricia con tus manos, pero no te pertenece. Es mío, totalmente mío. Me encierro con él en mi cuarto y cuando nadie, ni yo misma, oye, y cuando nadie, ni yo misma, ve, y cuando nadie, ni yo misma, sabe, tomo el fantasma entre mis brazos y con el antiguo modo de péndulo, largo, grave, y solemne, mezo el vacío..."

sábado, 15 de julio de 2017

... Era ella. Reminiscencias del gran Chaplin por el centro de Madrid

Es el mes de julio, mediados de julio. Ayer a las 16:00 horas el termómetro entre sol y sombra en el centro de Madrid, allí, en la calle Gran Vía, marcaba 47º. Cinco veces tuve que mirarlo. Yo acababa de salir del metro, me había quedado "helada" dentro de los vagones de la L-2. Cuando salí a la superficie y, mientras escrutaba dicho termómetro, me sacudió una ráfaga de viento que parecía proceder de un calefactor a la máxima potencia. No sabía dónde meterme... Llegó un autobús, un autobús cualquiera, no me importaba qué número llevaba en el frente, ni dónde iba. Solo quería volver a esos escasos 20º que había dejado en el subsuelo. Y allí pasé unas horas de la tarde del viernes, hasta la puesta de sol, metida en los autobuses al amparo de sus 14 o 17 grados sobre cero.
Cuando bajé del autobús volví a ver a Geraldine Chaplin, sí, esa misma, la que hace de Tonia en Doctor Zhivago, la actriz favorita de Carlos Saura, la hija del gran Charlot. La he visto varias veces; menuda, ágil, de ojos vivarachos, camina rápido como con prisas, por el atuendo yo diría que va al gimnasio o similar, aparenta una edad difuminada saltando muchas décadas. Su sola presencia rezuma arte..., y deja entrever fotogramas en blanco y negro del cine mudo en la figura de su padre. No era efecto del calor de la calle,ni del frío del aire acondicionado del autobús. Era ella.

Wayne Dyer

... Tus Zonas Erróneas

12-Retrato de la persona sin zonas erróneas

  • Están demasiado ocupados para fijarse en lo que hacen sus vecinos.
  • Disfrutan todo lo que les da la vida; se sienten cómodas haciendo cualquier cosa y no pierden el tiempo quejándose o deseando que las cosas fueran de otra manera.
  • Están libres del sentimiento de culpa y de los acontecimientos que ocurrieron en el pasado.
  • No se atormentan con preocupaciones. Algunas circunstancias por las que otras personas pasan pensando horas y horas,  a penas les afectan.
  • No tienen necesidad de aprobación de los demás.  
  • Se ríen y hacen reír de casi cualquier cosa y situación, de acontecimientos absurdos y de los más serios y solemnes.
  • Se aceptan a sí mismas sin quejas. Aceptan que son seres humanos y que serlo implica ciertos atributos humanos. Saben cuál es su aspecto físico y lo aceptan.
  • Aprecian la naturaleza. Les encanta estar al aire libre disfrutando, corriendo, paseando o haciendo cualquier cosa que no la perjudique.
  • No tienen compromiso emocional con los problemas. Aceptan que son parte de la vida y eso les permite superarlos con facilidad.
  • No necesitan llamar la atención sobre sí mismos y no critican, son hacedores.
  • Ayudan a los demás. Persiguen el cambio social pero no se preocupan por los problemas por las noches ni piensan en las injusticias sin tomar acción.
  • Son honestos, no pretenden mentir ni evadirse.
  • Creen que lo que son es su propia responsabilidad y nunca culpan a los demás de lo que les pasa.
  • Tienen altos niveles de energía. Necesitan poco sueño y están sanos.
  • Son muy curiosos, siempre buscan cosas que saber, hacer y aprender.
  • No tienen miedo al fracaso y se arriesgan a adentrarse en lo incierto y desconocido. No equiparan los resultados externos con su éxito como ser humano.
                ..............(publicado en 1976)...............

jueves, 13 de julio de 2017

... Fidelidad



<<... La fidelidad es el esfuerzo de un alma noble
 para igualarse a otra más grande...>>
.............................

- Goethe -

............................

<<... El amor tiene un lugar destacado y
 la fidelidad es propia de los más inteligentes...>>

...........................

- Anónimo -

.........................

viernes, 7 de julio de 2017

... Es posible


Es posible hacer más sin trabajar más horas.

Es posible conseguir que las personas participen más por propia iniciativa.

Aumentar el ratio de buenas ideas.

Evitar las interrupciones sin cerrar las puertas.

Es posible que la información viaje a la velocidad del rumor.

Sentir el trabajo como un juego.

Es posible mantener una mente despierta.

Es posible hacer aún mejor lo que podemos hacer.

Trabajar más eficazmente.

Pasar más tiempo haciendo camino al andar que contemplando nuestras huellas.

Es posible ser productivo sin necesidad de madrugar más.

Sentirse como si fueran las diez de la mañana cuando son las cuatro de la tarde.

Es posible ser feliz en el trabajo.

Liberar y mejorar el talento.

Es posible que el proceso no sea un obstáculo para el resultado.

Todo eso es posible.
...............................................

(Anónimo)

miércoles, 28 de junio de 2017

... Malditos adultos


Yo iba en el autobús, Lucy también. Ella me dijo cómo se llamaba, cuando yo, sin saber qué decirle creí necesario hablar con ella de lo que fuera. La niña tenía las lágrimas colgando de las pestañas, y luchaba por sujetarlas, porque no bajaran rodando por las mejillas. No lo consiguió.
-¿Puedo ayudarte? -le dije bajito.
-No -dijo Lucy
Le temblaba la voz.
-Me llamo Lucía -dije yo.
-Yo también -dijo ella- me dicen Lucy
-Tenemos un nombre precioso, no sé si te has parado a pensarlo, es uno de los nombres más bonitos que existen en el mundo, está lleno de luz.
Lucy sonrió apenas.
-¿Y cuántos años tienes Lucy, 10, 11?
-Huy, no. Acabo de cumplir 13.
-Pues pareces más pequeña.
Lucy volvió a esbozar una tímida sonrisa.
-¿Puedo saber por qué está tan triste una chica tan jovencita y tan guapa?
-Bueno..., sí. Me he escapado de la boda de mi padre -hablaba entre sollozos-, él se ha casado con una mujer que no es mi madre.
-Entiendo. Eso te ha entristecido.
-No, eso no. Mi padre, nada más verme aparecer en la ceremonia, me cogió por un brazo, me llevó a un sitio apartado y me ordenó y me rogó, que si alguien me preguntaba, quién era yo, dijera que era sobrina del novio, y, que tuviera cuidado en que no se me escapara un "papá" que él, allí en la boda, era mi tío. Y me vine a coger el autobús para irme a casa, a casa de mis abuelos maternos.
"Malditos adultos obstinados en vivir por encima de todo" Solo lo pensé, no pude pronunciarlo, no quería herir más a la niña. Solo pude acompañarla a casa con su consentimiento.

... Rayuela








Todas querían ser esa mujer despeinada que nadaba en ríos metafísicos, mientras, expectante, los ojos de Oliveira esperaban que el azar estuviera de su lado para ver su silueta cruzar el Pont des Arts. Ella era capaz de romper los puentes parisinos con sólo cruzarlos.


Julio Cortázar nació hace 100 años y uno de sus grandes legados fue Rayuela, una pieza lúdica, de encuentros azarosos y una tabla de navegación que permitía al lector tomar el timón de su lectura. Esta novela no sólo rompió esquemas de escritura, lenguaje y lectura, también fue capaz de idealizar a una mujer, con la misma vena “fatalista” que los poetas malditos, pero con el absurdo del patafísico Alfred Jarry.



Ya pasaron 50 años de los encuentros parisinos entre Horacio Oliveira y Lucía, pero esta musa metafísica sigue cautivando generaciones de mujeres que viven bajo el eterno complejo de La Maga

Rayuela
“A los primeros lectores de Rayuela, una generación anterior a la mía, les sirvió como una suerte de educación sentimental de su época. Para esa generación con ciertas pretensiones intelectuales, tanto el modelo de Oliveira como el de La Maga se convirtieron en iconos de un modo de ser contemporáneo de vanguardia, que rompía esquemas”, opina la escritora, quien adjudica la fascinación que despierta el personaje, por la manera que Cortázar tiene de presentarla: “una mujer para ser admirada, para ser reverenciada, que te hechice como hada mágica. Es esa mirada masculina que cifra en la mujer una suerte de misterio y que se relaciona con ella sin realmente tener un entendimiento”.

“Nunca fue un modelo para mí. Sí ​en cambio, era un modelo​ la novela donde ​La Maga flota, como una ilusión​. Esa novela​ juguetona, movible, lírica, cargada de ideas, de humor, de alegría juvenil, me marcó”. 


La Maga ha fascinado a hombres y mujeres, ha inspirado blogs, ensayos y conferencias, a pesar de que este personaje está alejado de toda perfección y en ocasiones es minimizado por el mismo Oliveira, por su falta de cultura. Pero en el instante en que ella desaparece, la mujer pasa a un terreno más celestial y se convierte en ese amor platónico, que ni el azar podrá volver a juntar.

Hace unos años, La Nación de Argentina publicó una entrevista con una mujer octogenaria de nombre Edith Aron, la verdadera Maga. Ella habló de sus encuentros con el argentino, muchos gobernados por el azar, otros no, y que el autor efectivamente le dijo que se había basado en ella para Rayuela y que la muerte de Rocamadour significaba la muerte del amor de Oliveira por Lucía.

Con RayuelaCortázar ha inspirado a escritores de todo el mundo, y si bien La Maga fue el arquetipo femenino que volteó “como calcetín” la mente de muchas jóvenes de su tiempo y de la siguiente generación, el influjo se ha diluido, naturalmente, con el tiempo; pero no lo suficiente para desaparecer. Hoy en las redes sociales pueden encontrarse aún decenas de Magas que nadan en ríos metafísicos y cruzan puentes confiadas en que el azar las lleve a encontrar a un Oliveira con el que jueguen a ser cíclopes mientras sus bocas luchan tibiamente.